El arzobispo de Valencia, presidirá la solemne apertura de la canonización del que fuera alcalde de Gandía


El arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gasco presidirá la solemne apertura de la causa de canonización del que fuera alcalde de Gandía, Joaquín Ballester Lloret, co fundador de la Asociación de Fontilles y su sanatorio para enfermos de lepra San Francisco de Borja (Alicante). El acto de apertura de la causa tendrá lugar a las 12.30 horas en el Palacio del Santo Duque de Gandía, donde previamente el prelado presidirá la reunión del Patronato de la Asociación Fontilles. Joaquín Ballester, junto al sacerdote jesuita Carlos Ferris, fundó el sanatorio de Fontilles en 1902 en el término alicantino de La Vall de Laguart, el único sanatorio de Europa que hoy sigue dedicado a la atención de enfermos de lepra. En el acto de mañana tomará posesión el tribunal diocesano nombrado por el arzobispo para instruir el proceso, que estará presidido por el juez delegado José Bellvís Cerdá. Igualmente, se leerá el edicto en el que el prelado da instrucciones para que ''se proceda a la búsqueda de cuantos escritos sean o se atribuyan al siervo de Dios Joaquín Ballester, y a citar como testigos a todos aquellos que tengan alguna noticia que aportar'', según han indicado a la agencia AVAN fuentes de Fontilles y de la delegación diocesana para las Causas de los Santos. El tribunal admitirá, también, como prueba los escritos y documentos que está elaborando la comisión de peritos en historia y archivística nombrada al efecto. Asimismo, mañana estarán presentes los miembros de la Junta de Gobierno de Fontilles, con su presidente José Luis Soto y Ros de Ursinos, componentes del Patronato así como el provincial de los jesuitas, Darío Mollá, el director pastoral del sanatorio, José Antonio Martínez Paz, voluntarios, personal y enfermos del centro sanitario, y casi una veintena de personas que conocieron en vida a Joaquín Ballester. Joaquín Ballester (Tormos, Alicante, 1865- Gandía, 1951) era un ''hombre comprometido que se adelantó a su tiempo por su trabajo social y solidario'', según las mismas fuentes. Desde su profesión de abogado, y como alcalde de Gandía y candidato a diputado en Cortes ''defendió a los más necesitados y afrontó, con su entrega y colaboración con el jesuita Carlos Ferris, el tabú de la lepra tras escuchar una noche en Tormos, cuando ambos cenaban, el sollozo de un leproso alojado en una edificación cercana. A partir de aquella experiencia y ''con una enorme fe en la Providencia, dedicó grandes sumas de dinero de su peculio personal a la causa hasta agotarlo por completo y llegó, incluso, a mendigar de puerta en puerta para conseguir recursos, superando enormes dificultades, rechazos, amotinamientos e, incluso, amenazas de muerte''. Además, ''hasta el final estuvo atendiendo a los más necesitados y a ellos dedicó también sus últimas obras: las casitas para obreros sin recursos en el Balneario de Benasal y el preventorio del Amparo en Gandía''. Los restos mortales de Joaquín Ballester se encuentran sepultados ''bajo la misma lápida y en la misma fosa que su gran amigo y colaborador'' Carlos Ferris, en la iglesia de Fontilles, desde 1952. En sus cien años de existencia, el sanatorio fundado por Ballester y Ferris ha atendido más de 3.000 enfermos. La casi total erradicación de la lepra en España ha reducido el número de residentes a 68, aunque están en tratamiento ambulatorio otros 150 enfermos. A pesar de ello, la labor investigadora contra la lepra y de apoyo a los centros y a los médicos que trabajan en la erradicación de la enfermedad continúa ''con una intensidad cada vez más creciente'', según las mismas fuentes. En la actualidad, la Asociación de Fontilles se dedica también a la formación de médicos y promotores de salud y a la atención a enfermos de lepra en Uruguay, Brasil, Nicaragua, Colombia, Costa Rica, Cuba, Haití, Nepal, Guinea Ecuatorial, China y la India. Además, organiza cursos para médicos y auxiliares sanitarios de España y del extranjero desde 1947. A través de ellos ha formado desde entonces a ''más de 2.000 profesionales que actualmente combaten la lepra en todo el mundo''




 

El arzobispo de Valencia, presidirá la solemne apertura de la canonización del que fuera alcalde de Gandía

El presidente de la Asociación de Centros Comerciales Urbanos, Agustín Rovira ha indicado que lo que se persigue con el proyecto TOCEMA es poner en común experiencias comerciales con otros países para lograr un comercio de mayor calidad, más centralizado y que combine una gestión publico-privada.

Por su parte, el alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, ha respondido al gerente del Centro Histórico Comercial de Gandia, Arturó Torró, quien pidió responsabilidades al edil porque pese a ser la ciudad anfitriona de las jornadas no había sido invitada. El alcalde Orengo ha señalado que como miembro de TOCEMA, Torró debería de haberse preocupado de ser invitado y ha puntualizado que las declaraciones que está realizando al respecto se alejan del talante empresarial.