Los usuarios de la biblioteca de Gandía protestan ante el anuncio del cierre del centro


Los usuarios de la biblioteca de Gandía han protestado ante el anuncio del cierre del centro cultural ubicado en la plaça Rei En Jaume durante las tardes de los meses de julio y agosto. Los estudiantes han recogido más de cien firmas para exigir que este espacio público se mantenga abierto y cumpla su horario habitual en los meses de verano, 'que es cuando más hace falta porque la gente se está preparando para los exámenes de septiembre'. Los trabajadores de este espacio han comunicado a los usuarios que la biblioteca no ofrecerá jornada completa en julio y agosto dada la falta de personal para mantenerla. Fuentes municipales indicaron ayer que en el proyecto de remo delación de la biblioteca sí estaba previsto que el espacio diera un servicio normal en verano. La biblioteca acoge una gran afluencia de jóvenes universitarios que acuden a prepararse sus exámenes, aunque también hay que destacar aquellos que prefieren el centro cultural para estudiar oposiciones.




 

Los usuarios de la biblioteca de Gandía protestan ante el anuncio del cierre del centro

El presidente de la Asociación de Centros Comerciales Urbanos, Agustín Rovira ha indicado que lo que se persigue con el proyecto TOCEMA es poner en común experiencias comerciales con otros países para lograr un comercio de mayor calidad, más centralizado y que combine una gestión publico-privada.

Por su parte, el alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, ha respondido al gerente del Centro Histórico Comercial de Gandia, Arturó Torró, quien pidió responsabilidades al edil porque pese a ser la ciudad anfitriona de las jornadas no había sido invitada. El alcalde Orengo ha señalado que como miembro de TOCEMA, Torró debería de haberse preocupado de ser invitado y ha puntualizado que las declaraciones que está realizando al respecto se alejan del talante empresarial.