Compromís constata la oposición de Rótova a la instalación de la planta de transferencia


La gente propone una recogida de firmas, una reunión pública con técnicos y explorar vías legales para frenarla.




 

Compromís constata la oposición de Rótova a la instalación de la planta de transferencia

Ayer jueves, a las 20 h, el Centro Social del municipio de Rótova acogió una reunión vecinal para tratar el posicionamiento de la gente y del grupo municipal Compromís acerca de la instalación de la planta de transferencia de residuos en el pueblo.

A la misma hora, en Xàtiva, los miembros del Consorcio de Residuos aprobaban su ubicación a Rótova y el convenio entre el consorcio y el Ayuntamiento, que establece las obligaciones de ambas partes y las contraprestaciones que recibiría el municipio. “La verdad es que la noticia, que recibían por teléfono, cayó como un jarro de agua helada entre el público asistente, ya que Compromís había remitido una carta a la entidad para que el convenio con el Ayuntamiento se quedara sobre la mesa”.

Casi setenta personas se acercaron para informarse, y según Según el portavoz de Compromís, Jordi Puig, no cabían en el Centro Social; donde expusieron el posicionamiento contrario de la gente del pueblo que no quiere que dicha planta de transferencia se ubique cerca de sus casas. Para ello, harán todo lo que esté en sus manos con el fin de evitar dicha medida que ha sido aprobada sin tener en cuenta la opinión de los propios vecinos.

Compromís estudiará las vías legales para poder hacerlo, recogerá firmas entre los vecinos y vecinas del municipio y pedirá al Ayuntamiento que convoque a una reunión pública la gente del pueblo. “Desde Compromís, ha indicado Puig, creen que la posición de los vecinos debería tener un peso determinando sobre la decisión de su alcalde: los representantes políticos en el Ayuntamiento deben escuchar a las personas que los han votado para que ocupen ese lugar”.

Y es que el portavoz de Compromís ha explicado que, en este caso, “no defendemos una postura propia únicamente sino los intereses de todas las personas de Rótova: no ha habido ninguna reunión pública para explicar el proyecto, que es lo que pedimos nosotros. Estamos muy tranquilos y nuestra postura es más firme que nunca: pedimos que el Ayuntamiento de Rótova asuma la voluntad mayoritaria del pueblo al que representa”.