El Hospital de Gandia incorpora un equipamiento para el parto natural


El Hospital ha dotado un paritorio con el equipamiento necesario para que se pueda optar en el centro por un parto no medicalizado.




 

El Hospital de Gandia incorpora un equipamiento para el parto natural

A efectos de poder ofrecer un parto no medicalizado o natural a aquellas mujeres que opten voluntariamente por esta opción, el Hospital de Gandia ha habilitado una sala de dilatación-paritorio dotada con el equipamiento necesario para llevarlo a cabo.

La medida se enmarca dentro de los planes de la Conselleria de Sanitat para permitir un parto no medicalizado en las maternidades públicas. Tal y como ha expresado la Dirección del Centro “El Hospital ha estado trabajando para implantar una estrategia que permitiera ofrecer un parto humanizado, una medida que hoy se ha conseguido gracias a la colaboración y interés tanto de la Conselleria como de nuestro Servicio de Obstetricia y Ginecología”.

Por parto natural se entiende aquel parto en el que se opta por no recibir ningún tipo de medicamento o anestesia epidural y en los que existe una calidad de atención basada en el protagonismo de la mujer y en su fisiología, y con el mínimo grado de intervención médica posible.

Tal y como ha explicado el Dr, Carmona, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Francesc de Borja, “Esta nueva dotación supone un gran avance, con este equipamiento se posibilita el parto natural para aquellas parejas que opten por esta opción. No obstante, ha de tenerse en cuenta que todas las acciones encaminadas a favorecer el parto natural deben tener como primera condición la seguridad máxima para el recién nacido y su madre. Cualquier evento que ponga en riesgo esta seguridad conllevará la dirección médica del parto por parte del Ginecólogo y Matrona, adoptando cuantas medidas médicas sean necesarias para garantizar el buen fin del parto”.

Dotación de una sala de dilatación-paritorio:

El equipamiento ha supuesto una inversión de más de 50 mil euros y ha consistido en acondicionar una sala específica para la dilatación y paritorio. Se ha dotado con una cama de partos ergonómica que permite múltiples posiciones de dilatación y parto con seguridad y accesibilidad total de madre y profesionales.

También se ha incorporado un monitor cardiotocográfico intraparto con telemetría, que permite controlar el bienestar fetal sin cables, pudiendo la madre desplazarse por la habitación libremente  y una silla de parto en cuclillas, un fotóforo de luz fría frontal para uso portátil, una lámpara auxiliar transportable, tres pelotas hinchables de goma con diámetro de 55, 65 y 75 centímetros, sillón para la gestante y un sistema de autoadministración de protóxido de nitrógeno y oxígeno mezclados, como método de analgesia durante las contracciones.

1.168 partos en 2010:

El Hospital de Gandia registró en 2010 un total de 1.168 partos con un total de 1.183 recién nacidos. En 788 ocasiones fueron partos vaginales y en 380 fue necesaria cesárea. Actualmente en el centro se permite a la gestante el acompañamiento en todo momento de la persona que elija y se respetan dentro de las posibilidades, los deseos manifestados por la gestante en su “plan de parto”.

Del mismo modo se permite a la gestante que elija la posición que prefiera durante la dilatación y se facilita desde el inicio la lactancia materna y el contacto inmediato y continuo de la madre con el recién nacido.