Gandia abre el primer Restaurante atendido por discapacitados


El establecimiento del Grau de Gandia nace, explicó la psicóloga, como un centro de empleo "para generar oportunidades para las personas con discapacidad".




 

Gandia abre el primer Restaurante atendido por discapacitados

El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, junto a la concejal de Bienestar Social, Igualdad y Participación, Pilar Gavilá, asistieron en la noche de ayer a la inauguración del restaurante 'la Divina Comedia' se trata de un nuevo proyecto de la Asociación Babilón, un centro de trabajo donde la mayor parte del personal contratado cuenta con un  certificado de minusvalía física, psíquica o sensorial, es por tanto un espacio que busca la inserción laboral de personas que, de otra manera, encontrarían serias dificultades para incorporarse al mercado de trabajo.

La asociación Babilón, que trabaja desde hace algo más de diez años con personas con discapacidad intelectual, inauguró ayer en el Grau de Gandia su primer centro de empleo que funcionará como un restaurante abierto a todo tipo de público. Un establecimiento de hostelería como cualquier otro, con personal formado y titulado, pero con la particularidad de que su plantilla está integrada por discapacitados.

El proyecto cuenta con la financiación del Servef y no se limita a ser un restaurante que dé empleo a personas con discapacidad, sino que también funciona como centro de formación en el sector de la hostelería para personas de este colectivo.

El restaurante abrirá sus puertas todos los días de la semana, menos los lunes, según explicó la psicóloga de la asociación Babilón, Gemma Monllor. Con el restaurante, la asociación, que ya tiene un Centro Especial de Trabajo en Ibi, en el que forma a personas con discapacidad, da un paso más al abrir su primer restaurante con la ayuda del Servef.

La plantilla del restaurante estará integrada en principio por personas discapacitadas formadas en hostelería durante un año completo en el centro que la asociación tiene en Ibi, si bien, a la larga, la intención es que se vayan incorporando personas con discapacidad tanto de Gandia y como de la Safor.

Arturo Torró quiso mostrar su apoyo y admiración al gran trabajo desarrollado por todos y cada uno de los miembros de la Asociación Babilón.