Gandia invierte el sentido de circulación en primera línea de playa


El PSOE de Gandia pide prudencia al gobierno de Torró y le advierte de que no es el mejor momento para cambiar el sentido de la circulación en la primera línea de la playa Los socialistas respetan la decisión legítima del gobierno pero la cuestionan porque “no es bueno masificar el tráfico en la primera línea”.




 

Gandia invierte el sentido de circulación en primera línea de playa

El nuevo gobierno de Gandia ha atendido las reivindicaciones de los empresarios y vecinos de la primera línea de la playa y cambiará el sentido de circulación del paseo marítimo de la playa de Gandia, que volverá a su estado original y el acceso a esta vía cambiará su sentido circulatorio a partir del mes de julio, para que los vehículos que llegan al Grao puedan acceder en la playa en dirección Norte.

El concejal del PSOE de Gandia, Vicent Mascarell, reclamó ayer al gobierno que no aplicara estos cambios en la playa en plena temporada turística, ya que han de acometerlos en temporada baja y de forma gradual.

Además ha lamentado los posibles problemas de tránsito y los efectos negativos colaterales, derivados de hacer este cambio en pleno inicio de campaña de verano con la llegada de turistas a la ciudad ducal, ya que puede provocar un caos circulatorio.

El anterior gobierno ya cambió hace unos años, el sentido de circulación de los vehículos que se veían en la obligación de circular por la carretera Nazaret-Aceituna u otras calles de la playa para adentrarse en el distrito y poder llegar a primera línea. Mascarell ha explicado que lo hicieron para dar prioridad al viandante y limitar el tráfico rodado en la zona, haciéndola semi-peatonal

El edil del Grupo Municipal Socialista y anterior concejal de Tráfico y Movilidad en Gandia, Vicent Mascarell, ha comparecido en rueda de prensa para pedir prudencia al gobierno de Torró y advertirles de que “no es el mejor momento para cambiar el sentido de la circulación en la primera línea de la playa”.

Mascarell ha explicado que se ha enterado por los medios de comunicación de la decisión del nuevo responsable de Movilidad, el propio Alcalde, Arturo Torró, y ha explicado que, a pesar de respetar la decisión del gobierno, considera que “un cambio de esa envergadura en pleno inicio de la campaña de verano puede provocar un caos circulatorio y muchas molestias a vecinos, turistas y comerciantes”.

Según Mascarell, lo mejor en estos casos es realizar el cambio de manera paulatina y en momento de temporada baja, “para crear un hábito en los ciudadanos y que cuando llegue la temporada alta, ya esté consolidado”.

El concejal socialista también ha entrado a valorar el sentido de este cambio, y ha explicado que, a pesar de respetar la legítima decisión del nuevo gobierno, con capacidad plena para este tipo de modificaciones, no la comparten desde su partido, dado que “no es bueno masificar el tráfico rodado en la parte más preciada de la playa: la primera línea”.

Mascarell ha explicado que el primer cambio de dirección se realizó cuando la remodelación de la primera línea, y se hizo buscando “el beneficio del peatón, creando una primera línea más accesible al ciudadano y mejor conservada medioambientalmente, con menos tráfico”.

Por eso, Mascarell pone en duda la necesidad de realizar este cambio y explica que no cree que sea una solución para potenciar el turismo. Además, ha lanzado una serie de preguntas al Alcalde, Arturo Torró, como por ejemplo qué pasará con las paradas del transporte público, con los accesos para los minusválidos o con el tráfico en el resto de calles de la playa. Mascarell ha pedido al nuevo gobierno que, ante estas cuestiones, “convoquen a órganos como la Junta de Distrito de la Playa para consensuar los cambios”.

Torró ha contestado que los Socialistas nunca han escuchado nunca el sentir de vecinos y empresarios y que nunca han hecho nada por mejorar el tráfico y ahora no quieren dejar hacer. El A