Gandia: Vuelve el Programa ‘Vacaciones en Paz’


El retorno de los niños está previsto para los primeros días del mes de septiembre.




 

Gandia: Vuelve el Programa ‘Vacaciones en Paz’

Los niños saharauis llegan, una vez más, un año más, a la comarca de la Safor, mientras el conflicto que provoca la existencia de los campamentos de refugiados continúa en un impasse.

Las reuniones, promovidas por la ONU, entre las partes en conflicto, Marruecos y el POLISARIO, desde hace años que se encuentran en una vía muerta debido al continuado boicot del Marruecos, que solo quiere hablar de una autonomía para el Sáhara, que implica una integración sin ninguna posibilidad de un referéndum de autodeterminación (como exigen las resoluciones de la ONU).

Los cientos de miles de saharauis que viven en los campamentos de refugiados, desde hace más de treinta-cinco años, lo hacen con unas condiciones muy duras, debido a la climatología de la Hamada, la parte del desierto donde son instalados los campamentos, el espacio más inhóspito del desierto.

Cada año, los refugiados, ven como se los recortan las ayudas internacionales de alimentos y medicamentos. En una especie de asedio medieval que pretende, a la larga, minar la resistencia del pueblo saharaui en su reclamación.

La estancia de los niños, entre nosotros, los permite recibir una alimentación equilibrada, una revisión médica que certificará su estado de salud (y, en su caso, le permitirá una atención que, en los campamentos, tienen más difícil).

Las familias acogedoras los proporcionan, también, un nexo de unión con el mundo exterior que, desde algunos ámbitos políticos internacionales, se les quiere negar.

La responsabilidad de los gobiernos españoles que, desde el año 1975, han continuado validando la decisión del abandono del territorio, de manera ilegal, e inmoral,  pasa por hacer que su antigua colonia, sus ciudadanos, puedan llevar adelante el proceso de descolonización que alcanzaran los otros territorios del continente africano por las inmediaciones de los años sesenta del siglo pasado.

Los niños de la campaña Vacaciones en Paz pasarán los dos meses de verano entre nosotros, y serán logrados por dentistas que, de manera altruista, revisarán su salud buco-dental, así como también serán visitados por los pediatras del Servicio Valenciano de Salud, y, los que lo requieran podrán obtener gafas en las ópticas que colaboran, también de manera altruista, con el programa.

A lo largo de las semanas del verano, también hay programadas una serie de recepciones en los ayuntamientos de algunas de las localidades donde hay niños acogidos. En estas recepciones, los niños, que representan el pueblo saharaui, agradecen al nuestro pueblo, a través de los representantes municipales, la solidaridad que desde aquí enviamos hacia el Sáhara. Son días, también, de actividades lúdicas, tan necesarias para los niños.

El retorno de los niños está previsto para los primeros días del mes de septiembre.