Gandia: El cierre de la TV pública enfrenta a gobierno y oposición


El Ayuntamiento ha decidido suspender temporalmente las emisiones de Gandia Televisión debido a que su actual situación le impide seguir en antena tras más de 15 años formando parte de la administración pública.




 

Gandia: El cierre de la TV pública enfrenta a gobierno y oposición

El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha desmentido los rumores que lo acusaban de cerrar Gandia TV y despedir a una treintena de trabajadores. Torró se reunió con los alcaldes de Oliva y Tavernes y asegura que rechazaron aportar dinero para la creación de este consorcio del ente comarcal.

Tras la suspensión temporal de las emisiones de Gandia Televisión, Víctor Soler, portavoz y coordinador del gobierno, ha remarcado el carácter temporal de la situación. Además ha reprochado la posición de algunos partidos políticos como el Bloc.

El gobierno sostiene que el coste de Gandia Televisió es inasumible puesto que se están priorizando las políticas sociales.

Desde el gobierno han mostrado su voluntad de solucionar este cese temporal, intentando que tanto Tavernes como Oliva decidan entra a formar parte del consorcio en la mayor brevedad posible.

Soler ha recordado que la televisión pública tiene abierto un expediente sancionador por emitir sin tener constituidos definitivamente sus estatutos.

Por su parte, el Partido Socialista ha mostrado su desacuerdo con el gobierno respecto al cese de las emisiones de Gandia Televisió, y han apelado al “derecho de informar como a ente público local”. Vicent Mascarell ha hablado del carácter premeditado de esta decisión por parte del gobierno. 

El portavoz socialista mantiene que el gobierno ha mentido respecto al coste y la ilegalidad de Gandia Televisió, y que esta decisión favorece sólo a Tele 7.  

Mascarell ha remarcado la importante labor pública que los más de 20 profesionales de la emisora han llevado a cabo durante tanto tiempo y ha mostrado su apoyo y solidaridad con estos.

El representante del Grupo Municipal Socialista de Gandia al consejo de administración de Gandia Televisió, Vicent Mascarell, ha criticado hoy la decisión del gobierno de Torró de cerrar la televisión pública asegurando que “Torró ha vuelto a ejercer la profesión que más le gusta: liquidador de empresas y servicios públicos”.

Mascarell ha argumentado, con documentos en la mano, que la decisión de Torró está basada “en una lista de mentiras”, unas mentiras que ha ido desmontando una por una. En cuanto al coste de mantenimiento de GTV, Mascarell ha mostrado los presupuestos de los últimos cuatro años, donde se ve que en 2008 GTV recibió 875.000 euros, mientras que en 2009 y 2010 recibió 825.000 euros y no recibió partida presupuestaria para 2011. Cifras que reducen en más de la mitad las que ha ofrecido el gobierno y que es todo el dinero que ha recibido el ente público desde el consistorio.

“También mienten los populares de Torró al decir que hay un expediente sancionador abierto”, ha dicho Mascarell, que ha mostrado todas las cartas recibidas desde la Generalitat y donde sólo hay una advertencia que nunca llegó a concretarse. Por el contrario, sí que existe un informe de legalidad que avalaba las emisiones de la televisión pública de Gandia.

La tercera mentira de Torró es la que dice que el consorcio no estaba constituido y que ni Oliva ni Tavernes querían entrar a formar parte del mismo. Mascarell ha mostrado la documentación donde se demuestra que Oliva y Gandia habían enviado a la Generalitat la petición para la creación de un consorcio y un grupo de trabajo. Y en cuanto a Tavernes, no quiso entrar al mismo por una decisión tomada por el entonces alcalde del PP, Manolo Vidal, “seguramente presionado por miembros de su partido”.

La última mentira es, según Mascarell, la que Torró viene diciendo desde hace tiempo y es sobre su relación con la televisión privada Tele 7, que es, en palabras del regidor socialista, “la grande beneficiada de esta decisión”. Precisamente, Tele 7 vuelve a verse estos días a los actos y ruedas de prensa del Ayuntamiento, el que hace prever un inminente retorno a la parrilla televisiva.

Mascarell ha lamentado que el PP haya tomado esta decisión “con premeditación, alevosía y nocturnidad, aprovechando el inicio de la temporada de vacaciones, cuando baja mucho la actividad”. Además, la forma de actuar de los populares responde a una actitud “cobarde y sin escrúpulos” sin ni tan si quiera dejar que “Gandia Televisión diera su última noticia después de más de 20 años de trabajo”.

Según ha explicado, los miembros del PP llegaron a Gandia Televisión cerca de las 14 horas y pidieron a los trabajadores “que no volvieran por la tarde”, mostrando así un escaso respeto hacia los profesionales que durante años han cumplido un servicio.

Los socialistas lamentan, pues, que el PP “acabe con este altavoz local y comarcal, modelo en su entorno, escuela de profesionales” y que el gobierno permita que Gandia pierda “un magnífico archivo de imágenes público que sirve para ilustrar nuestra vida y nuestras tradiciones”.

Mascarell ha concluido manifestando, una vez más, su apoyo a los trabajadores de la casa, “que recibieron ayer un trato que no merecían y fueron despedidos sin avisarles previamente” y ha pedido al gobierno que reconsidere su decisión.

El portavoz del Grupo Municipal BLOC–Verds, Josep Miquel Moya manifestó su desacuerdo ante el cierre de la televisión Pública Local Gandia Televisión, tras iniciarse el proceso de legalización.

Moya, supone que el partido popular puede estar comenzando a mostrar su verdadera cara ya que en el momento de campaña no escucharon nada de lo que ahora se esta realizando.

Asimismo, el Grupo Municipal del BLOC -Verds, considera que ni el Alcalde Arturo Torró, ni el partido popular, ni toda la mayoría absoluta, están legitimados ni políticamente, ni socialmente, ni éticamente para cerrar Gandia Televisión después de tantos años de funcionamiento.

Por último, los propios trabajadores de Gandia TV se han concentrado este mediodía a las puertas del Ayuntamiento para emitir un comunicado en el que ha mostrado su descontento por la situación que les ha tocado vivir y han aprovechado para pedir la solidaridad de ciudadanos y las autoridades competentes para solucionar esta problemática lo antes posible.

Los trabajadores de Gandia Televisió han manifestado que las cifras del coste total de 1’7 millones de euros anuales, dista mucho de la realidad para una empresa que actualmente cuenta con sólo 25 trabajadores. Mañana miércoles 6 de junio, volverán a concentrarse en la Plaza Mayor de la ciudad a las 8 de la tarde.