El cierre de Gandia TV genera una avalancha de acusaciones entre partidos.


Pleno del Ayuntamiento  para debatir el cierre de Gandia TV: gobierno y oposición no encuetran una vía de acuerdo y comunicación.




 

El cierre de Gandia TV genera una avalancha de acusaciones entre partidos.

Duro cruce de declaraciones el que se produjo ayer entre los grupos de la oposición y el gobierno en el pleno extraordinario celebrado para, mediante una junta de accionistas de Iniciatives Públiques de la Comunicació, dar cuenta del cierre de Gandia TV. El PSOE acusó directamente a Torró de cerrar la televisión municipal para colocar a los suyos, el BLOC se mostró contrario al cierre y estupefacto por las cifras presentadas, mientras el PP arremetía contra el PSOE por la precaria situación en que se ha tenido a los trabajadores y las pésimas cifras económicas. Finalmente el alcalde se comprometió a que si volvía a emitir la tele, lo haría con los anteriores trabajadores

 

Se trataba de la celebración de una junta de accionistas a petición del PSOE para abordar el cierre de Gandia TV. Al convocarse a petición del grupo socialista, su portavoz Vicent Mascarell fue el primero en intervenir, y lo hizo para acusar de mentiroso al presidente del consejo, Víctor Soler, por falsear los datos económicos y asegurando que el cierre de la entidad era una decisión unilateral e interesada por parte de los populares.

El BLOC aseguró en sus intervenciones que más allá de las cifras y la situación económica, están en contra del cierre de la televisión por ser una herramienta de defensa del valenciano y de difusión de la actualidad local, por más que no están de acuerdo en las políticas publicitarias de la televisión en la anterior legislatura

El PP insistió en que las cifras son las que son y son más que rojas, además de recordar que son cuestiones legales las que han obligado al cese de emisión de la televisión, que no al cierre de la misma. Además Soler insistía en que no se pueden hacer cargo de las indemnizaciones a los trabajadores porque no dependen del ayuntamiento.