“La Bici” vuelve a generar polémica


El servicio de bicicletas públicas de Gandia “LaBici” vuelve a ser tema de discusión entre el actual gobierno de Gandia y el anterior




 

“La Bici” vuelve a generar polémica

Continúa la polémica por el servicio de bicicletas públicas de Gandia: “LaBici”. El concejal socialista, Vicent Mascarell, criticaba el abandono de las bicicletas adaptadas para discapacitados, el cambio de color de las bicis y la reducción del servicio por las noches. Sobre la intención del actual gobierno de sustituir todas las bicis por otras nuevas con mayores prestaciones (y un color diferente), Mascarell aseguraba que estas nuevas bicicletas costarán más de 60.000 euros y que pintar las viejas para que sean del mismo color que las nuevas conllevará un gasto de más de 30.000 euros.
Desde el gobierno de la ciudad, Víctor Soler, portavoz del gobierno, aclaraba estas cuestiones que según dice, están llenas de falsedades.
Primero, cuestionaba la utilidad de bicicletas destinadas para usuarios discapacitados con la siguiente argumentación: “imaginemos a una persona en silla de ruedas que quiere utilizar el servicio de bicicletas: ¿Dónde dejaría la silla de ruedas?”
Respecto al cambio de color de las bicis, aludía a la mala calidad de las actuales y a la necesidad de proceder a un cambio de las mismas, cambio que conlleva la contratación de una nueva empresa que facilitará bicis de un color diferente al actual.
Y ultimaba el asunto dando explicaciones con respecto a la reducción del servicio nocturno; según el portavoz del gobierno, esta afirmación no ha salido de su partido, simplemente se comentó como una posible opción para actuar contra los actos vandálicos que están sufriendo las bicicletas, pero de momento no se ha consolidado como un medida a poner en marcha.
Finalizaba así un nuevo episodio en la controversia que está suponiendo los cambios en el servicio de bicicletas públicas “LaBici”