El PP de Gandia califica de ''irracional'' la propuesta del nuevo organigrama municipal


El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Gandia califica de ''irracional'' la propuesta del nuevo organigrama municipal del el gobierno que integran PSPV y Bloc-EV, ya que denuncia que incrementará el coste de personal en 300.000 euros anuales y ''esquilmará'' las arcas de la ciudad. El proyecto de la nueva Corporación del PSPV y el Bloc-EV incluye un total de veinte asesores, que cobrarían entre 1.800 y 3.600 euros, repartidos entre cinco cargos de confianza para alcaldía (dos más que la pasada legislatura); y ocho asesores técnicos (cuatro más que en el anterior mandato) para diversas áreas municipales. El resto de puestos de confianza, hasta completar los veinte previstos, estarían distribuidos entre el Defensor del ciudadano; tres secretarios, uno por cada grupo político representado en el Consistorio; y otros tantos asesores políticos, uno para el PSPV, otro para el Bloc-EV y un tercero para el PP. El PP rechaza la propuesta del gobierno local por considerar que el coste total de la legislatura en personal de confianza ''ascenderá a 1,2 millones de euros'' (200 millones de pesetas), y denuncia que ''se incrementan el número de tenencias de alcaldía y de asesores para cubrir los mismos servicios''. El portavoz popular, Fernando Mut, advirtió además en cuanto a los asesores técnicos, que se adscribirían a diferentes áreas municipales, que ''desconocemos si se está hablando de asesores políticos o comisarios para ligar las diferentes áreas'', y alertó de que éste hecho podría conllevar ''una minusvaloración de los técnicos municipales'', funcionarios que ''han destacado por su prestigio''. El PP anunció por ello hoy su intención de oponerse a la propuesta de nuevos cargos de confianza propuesta por el gobierno municipal, que se debatirá en la sesión plenaria prevista para el próximo viernes 27 de junio.




 

La concejal de urbanismo de Oliva, Amparo Tercero, ha visitado las obras, recién iniciadas, de adecuación de la segunda fase del paseo Gabriel Miró de Oliva. Unas obras que habían sido reivindicadas por los vecinos y usuarios de servicios de la zona, como la piscina o el Polideportivo, ya que se trata de una zona muy transitada tanto por peatones como por vehículos.

La concejal aseguraba que las obras durarán aproximadamente dos meses o dos meses y medio y que una vez finalizadas conferirán una nueva imagen a la zona, con un acabado similar al que se ha dado a otros paseos, como el del sector cinco. Así se va a instalar farolas nuevas siguiendo la misma estética que las de la primer fase del paseo, pero también se van a instalar árboles y mobiliario urbano