Una nueva sentencia condena al ayuntamiento de Gandia a pagar


Una nueva sentencia condena al ayuntamiento de Gandia a pagar. Así lo ha denunciado el grupo municipal del Partido Popular. Se trata de una sentencia que viene a dejar sin efecto el sistema de compensación que ideó el anterior gobierno municipal para “cobrarse” la deuda que la Generalitat tiene con el consistorio gandiense por no haber satisfecho las cuotas del IBI desde el año 1984. Una deuda que asciende a unos 179 millones de las antiguas pesetas. Pero ahora con la sentencia que viene a decir que es ilegal es sistema de compensación, el Ayuntamiento tendrá que satisfacer a la seguridad social una cantidad de 213 millones de las antiguas pesetas, más los intereses de demora devengados. Según el PP, esto es producto del afán recaudatorio del gobierno municipal y de las tácticas maquiavélicas de Orengo y Boix que vienen una vez más a perjudicar a los ciudadanos de Gandia.




 

La concejal de urbanismo de Oliva, Amparo Tercero, ha visitado las obras, recién iniciadas, de adecuación de la segunda fase del paseo Gabriel Miró de Oliva. Unas obras que habían sido reivindicadas por los vecinos y usuarios de servicios de la zona, como la piscina o el Polideportivo, ya que se trata de una zona muy transitada tanto por peatones como por vehículos.

La concejal aseguraba que las obras durarán aproximadamente dos meses o dos meses y medio y que una vez finalizadas conferirán una nueva imagen a la zona, con un acabado similar al que se ha dado a otros paseos, como el del sector cinco. Así se va a instalar farolas nuevas siguiendo la misma estética que las de la primer fase del paseo, pero también se van a instalar árboles y mobiliario urbano