El Ayuntamiento de Tavernes busca solucionar el desequilibrio existente en el presupuesto municipal


El Ayuntamiento se encuentra con 1.612.000,00€ en facturas pendientes de aplicación.




 

El Ayuntamiento de Tavernes busca solucionar el desequilibrio existente en el presupuesto municipal

El gobierno actual de Tavernes de la Valldigna se ha encontrado con una negativa situación económica. El año 2010 se ha acotado el presupuesto con un déficit de -1.960.186,96€, una cifra a la que hay que añadir el remanente de tesorería que incrementa este déficit hasta situarlo en -2.441.455,57€.

Además de esta cifra negativa, hay que tener en cuenta que hay una parte en la contabilidad financiera  donde están reflejados las deudas que el ayuntamiento tiene con la acreedora y están pendiente de aplicar al presupuesto. Esta parte tiene un saldo a 31 de diciembre de 2010 de 1.363.839,66€.

El Ayuntamiento se encuentra con 1.612.000,00€ en facturas pendientes de aplicación. Es decir, en solo 6 meses el gobierno anterior incrementó más de uno 18% las facturas sin actuación presupuestaria y, en estos momentos, hay 932 facturas  de proveedores que no se pueden atender.

El Plan de Saneamiento 2008-2011 confeccionado y aprobado por el anterior gobierno tampoco se ha cumplido. Tal y como denunciaron en su momento, era un plan que no era realista y no iba a acabar con el déficit del Ayuntamiento. El gobierno actual no tiene ninguna otra opción que elaborar un  nuevo Plan de Saneamiento.

El concejal de economía, Víctor Borrás, ha señalado que “a causa de esta nefasta situación económica, el actual gobierno se ha marcado como prioridad solucionar esta situación de desequilibrio presupuestario”. Por lo tanto,  aplicará una serie de medidas tales como “reducir los gastos a la necesidad real por medio de la revisión de todas las partes;  la aprobación por la Hacienda Municipal de los gastos propuestos por los concejales y así evitar tener facturas en el cajón sin presupuesto”.

El alcalde Jordi Juan por su parte ha informado que el pleno del pasado lunes, aprobó solicitar un crédito ICO de 619.000 € para pagar a PYMES Y autónomos. “El dinero de este crédito servirá para pagar facturas hasta el 30 de abril. Supondrá un balón de oxígeno para los proveedores del Ayuntamiento, que en muchos casos son empresas de Tavernes” concluía el alcalde valler.

El Ayuntamiento tendrá en cuenta las necesidades  y, en base a los ingresos que se generan, pondrá en marcha un Plan de Saneamiento  que  permita asumir el déficit actual de 4 millones de euros.