Compromís presenta 650 firmas de vecinos en contra de la planta de trasferencia de Rótova


Los vecinos de Rótova firman una alegación de Compromís para que no se construya la planta de transferencia de basura.




 

Compromís presenta 650 firmas de vecinos en contra de la planta de trasferencia de Rótova

Compromís per Rótova ha presentado alegaciones en contra de la construcción de la planta de transferencia de basuras a la que el gobierno ya ha dado licencia para construir. A los escritos que presentan van adjuntas más de 600 firmas de vecinos que apoyan una de estas alegaciones en la que se demanda un plan de de participación ciudadana y se rechaza la construcción de la infraestructura.
Con ello, piden que no se apruebe la licencia ambiental en aras de frenar la construcción de la planta de transferencia.

Entre las alegaciones presentadas y teniendo en cuenta el documento de la licencia ambiental, Jordi Puig, portavoz del grupo, destacaba las que se refieren a los niveles de olor y de ruido y aquellas que valoran  la infraestructura como molesta  (con una valoración de 4 sobre 5) nociva, (con un 4), insalubre (con un 4) y peligrosa (con un 3). Todas estas calificaciones tienen en cuenta que la planta se situará a 150 metros de distancia de un núcleo urbano y a 20 metros de un almacén de productos alimentarios.

De esta forma, piden al gobierno que sea consciente de que los ciudadanos no desean que se instale una infraestructura de estas características. Además criticaban la falta de información que han tenido de todo el proceso de otorgación del permiso de obra y la imposibilidad de acceder a la documentación administrativa relativa al proyecto.

Bloc- Compromís confían en que no se acepte la licencia ambiental y que el Partido Popular no haga uso de su mayoría absoluta para aplicar su voluntad cuando hay un número considerable de vecinos afectados y razones de peso para no construir la planta.