El PP denuncia la imposición de un nuevo Jefe de Policía Local en Tavernes de la Valldigna


El Partido Popular de Tavernes de la Valldigna considera que el Tripartido del Bloc que gobierna la localidad ha actuado con nocturnidad y alevosía en su empeño de cambiar al responsable de la Policía Local.




 

El PP denuncia la imposición de un nuevo Jefe de Policía Local en Tavernes de la Valldigna

Aprovechando las vacaciones de verano y sin advertir nada, el tripartido ha generado una gran polémica porque ha impuesto a dedo un nuevo responsable de la Policía Local.

Hasta la fecha, el jefe de la Policía tenía plaza de inspector y ocupaba de manera interina el cargo de jefe. Ahora el gobierno propone a otro agente que actualmente está trabajando en el Ayuntamiento de Gandia y no da prioridad a la promoción interna.

La única explicación que vemos es que el tripartido del Bloc quiere imponer un alto cargo de su confianza y a dedo.

Según los populares, es más lógico preparar una oposición y mientras tanto dar continuidad al actual jefe de la Policía Local, ya que conoce perfectamente el funcionamiento del cuerpo y las necesidades de la población. Además, es el componente de la plantilla de mayor graduación.

La persona elegida por el gobierno como nuevo jefe de la policía, está casado con una de las personas que formaban la lista del Bloc en la pasada legislatura, y que junto con el edil Miquel Bononad cedieron sus concejalías para que fueran asumidas por Jordi Juan i Llum Sansaloni.

El tripartido ha llevado este tema en total secreto, negando cualquier hecho, hasta que ya no ha podido ocultarlo más y ha saltado a la opinión pública “esperemos que el gobierno rectifique y no cambie a los responsables de la policía, ya que en Tavernes de la Valldigna hemos conseguido que se reduzca la criminalidad y gozamos de una fantástica colaboración entre Guardia Civil y Policía Local. En la pasada legislatura trabajamos mucho para mejorar la seguridad ciudadana y confiamos que ahora el Tripartido no haga que estos esfuerzos sean en balde, únicamente por su capricho de imponer a un alto cargo. Además, es absurdo criticar una plaza interina y querer remplazarla con otra también interina venida de fuera”, fomentando dudas sobra la verdadera intención del gobierno de querer rodearse de su gente.