Primera derrota para el C.F. Gandia


Los blanquiazules pierden su condición de invictos en un encuentro en el que desaprovecharon hasta tres claras ocasiones de gol.




 

Primera derrota para el C.F. Gandia

Primer revés de la temporada para el CF Gandia. Los blanquiazules volvieron a sufrir esta semana, pero en esta ocasión no pudieron salvar los muebles. Un conjunto joven como el Mallorca B supo aguantar las envestidas blanquazules de la primera parte y aprovechó sus escasas ocasiones creadas para sentenciar en la segunda.

Medina tuvo que cambiar el once que tenía pensado por la lesión de última hora de San Julián. Así, el centro del campo estuvo dirigido por el tándem Carrillo-Aicart. La lesión del capitán hacía que Loren, que no estaba en la lista de los 16, entrara finalmente en la convocatoria.

El partido de hoy nos ha dejado el debut de Tito en el equipo titular, en detrimento de Ismael que se ha quedado en el banquillo. El lateral Romera, el tercer capitán del equipo, ha lucido el brazalete, tras las ausencias de Garrido y San Julián por lesión.

Durante los primeros compases el encuentro ha sido de total dominio del conjunto local. Prueba de ello es que todavía no se habían cumplido los primeros cinco minutos, Rafa Belda, gozaba de una buena ocasión de peligro. A ésta le seguiría otra clara del ex del Dénia que tampoco acabaría en gol por muy poco. El asedio era total por parte del cuadro de Medina y el gol se esperaba de un momento a otro. Pero no iba a ser el día. Verdés volvía a perdonar en una excelente oportunidad y ya se sabe aquello que, el que perdona mucho lo acaba pagando.

Tras esas tres claras ocasiones de gol creadas por el equipo local, ambos conjuntos se fueron a los vestuarios. Tras el descanso el Gandia lo volvió a intentar. Volvió a marcar el ritmo de los primeros compases, pero poco a poco fue diluyéndose como si de un azucarillo se tratara. Tito y Carrillo probaban fortuna desde fuera, pero sin acierto. El susto lo puso en las gradas gandienses Álvaro en un chut que obligó a Reguero a emplearse a fondo, en un balón que buscaba la red. Era el primer aviso serio de un equipo que se venía arriba. El conjunto de Medina, un tanto desesperado, echó mano del manual estratégico. Pero ni así. Kiko lanzaba un falta fuera desde la media luna. Y cómo son las cosas, del posible 1 a 0 se pasó al 0 a 1. En la siguiente jugada, en el minuto 63, Dídac hacía el primero de la mañana para los de Soler. El gol fue un auténtico mazazo para el conjunto gandiense. Una jarra de agua fría que dejó helados a jugadores y a afición, a pesar de los 33 grados de temperatura. El tanto descentró por completo al Gandia que se encontró delante con un Mallorca con las ideas mucho más claras.

Pero lo peor todavía estaba por llegar. Un Gandia sin chispa, a pesar de la entrada de Maxi y Loren, se encontraba con el segundo mazazo de la jornada en un centro chut desde la banda izquierda que se inventó Bigas y que acabó sorprendiendo a Reguero. En seis minutos el Mallorca había hecho los deberes y el partido quedaba sentenciado. Medina realizó el tercer y último cambio, haciendo debutar en las filas gandienses a Gervasio en el centro del campo.

La pájara del Gandia era tal que en el 76 Xisco pudo hacer el tercero, pero el balón en esta ocasión no entró. El RCD Mallorca B iba a jugar los últimos diez minutos del partido con un hombre menos, tras la expulsión de Xisco, al ver la segunda amarilla. Pero a pesar de ello, fue el Mallorca quien tuvo el gol más cerca. Verdú sacaba un esférico de la misma ralla de gol en los últimos minutos del choque.

Al final, primera derrota de la temporada del conjunto blanquiazul tras una mala segunda parte. Con el pinchazo de hoy, el Gandia cae hasta la octava posición, compartiendo puesto con el que será su próximo rival, el Badalona.