En rugby, la Vila vence en el duelo de favoritos


La Vila se ha impuesto por 36-22 al Cetransa El Salvador en partido intenso que tuvo dominado desde el principio. En el resto de partidos vencieron los locales, pero quedó claro que esta temporada la liga va a estar más igualada que nunca.




 

En rugby, la Vila vence en el duelo de favoritos

El encuentro comenzó como era de esperar. Ninguno de los dos equipos tuvo un dominio claro y la batalla se desarrollaba en el centro del campo. Así siguió hasta el minuto 15, cuando, tras un gran trabajo de la delantera, Javier Carrión consiguió escaparse para anotar bajo palos. A partir de ese momento los alicantinos se sintieron más cómodos sobre el terreno de juego y solo dos minutos después Frederick González anotaba 5 puntos más al marcador. Pero los chamizos no dieron su brazo a torcer y Jackie Carter inauguraba la cuenta de los suyos. Transformaba Pedro Rodríguez. Se mantuvo el control jonense sobre el césped ante un público entregado. En el minuto 31 fue el ala Juan Manuel Quirante quien penetró en la línea de ensayo de los vallisoletanos, para, a continuación, añadir los dos puntos de la transformación de Alexis Hebrard, algo desafortunado en las anteriores acciones a palos. En el segundo periodo. El internacional Marcos Poggi, rompía la línea defensiva de los visitantes y conseguía el cuarto ensayo que supuso el bonus para La Vila. Los chicos de Juan Carlos Pérez recortaron distancias con un golpe de castigo. Pablo Feijoo culminó una estupenda escapada con un ensayo que abría la posibilidad de la remontada hasta que Eduardo Sorribes firmó el quinto tanto. En el minuto 65 Joe Mamea volvió a recortar distancias para los pucelanos. Pero minutos más tarde Sorribes de nuevo puso el sexto y definitivo ensayo local en el marcador. El otro equipo vallisoletano, el Vrac Quesos Entrepinares consiguió doblegar a la UE Santboiana por 23-22 en un encuentro muy igualado en el que el equipo de "Canas" fue de menos a más. Los primeros minutos fueron de tanteo, aunque los catalanes se mantuvieron en campo del Quesos la mayor parte del tiempo, llegando a conseguir un ensayo que no transformaron. El decano concedió tres golpes que Waenga no perdonó. Así los locales se fueron 9-5 al descanso.
En la reanudación la Santboiana salió con fuerza y dio la vuelta al marcador con un golpe de castigo y un ensayo de Serrano (9-15). Ese fue el estímulo que necesitaron los queseros para que su tres cuartos comenzase a jugar con fluidez, también ayudó la expulsión temporal de Sagario. En el minuto 23, Llanos culminó una gran jugada de Gorosito y, a renglón seguido, en otra buena transición de la tres cuartos, en la que Waenga rompió la línea adversaria, culminó Nacho Gutiérrez Muller (23-15). Pero no fue suficiente, pues en cuanto la Santboiana recuperó a Sagario formó un potente maul que fue imposible frenar. Un ensayo de Balsolobre que transformó Thompson colocó un ajustado 23-22 con el que se llegó al final. En Altamira el recién ascendido Iveco Universidade Vigo volvió a presentar batalla a un Ampo Ordizia que sufrió las carencias físicas típicas del comienzo de la temporada, aún así los vascos se impusieron por 21-16. Al igual que en su partido contra La Vila, los gallegos comenzaron por delante en el marcador gracias a un golpe que transformó Hamilton. Minutos más tarde Iruarriz adelantó a su equipo tras una gran jugada de delantera. En el minuto 21, el internacional griego Katsakos, le daba la ventaja a los vigueses. Antes del descanso los guipuzcuanos recortaron con un golpe de castigo (8-10). El descanso trajo el golpe de castigo que ponía el marcador a favor de Ordizia (11-10), aunque Hamilton aprovechó bien las oportunidades que se le brindaban y en el 44 y en el 49 dejaba a los suyos otra vez por delante. A partir de ahí, Ordizia impuso su juego de delantera y consiguió dos ensayos que supusieron la victoria. Los gallegos lucharon hasta el final a pesar de llegar a estar con solo 12 jugadores sobre el campo y vuelven con un punto bonus muy merecido. En Sevilla el Cajasol Ciencias logró una victoria agónica frente al Getxo Artea gracias a un ensayo de castigo transformado en el último minuto que puso el definitivo 27-25 en el “luminoso”. Con dos expulsados parciales para cada equipo, el partido fue intenso y la ventaja en el marcador oscilaba continuamente de un equipo a otro. Los vascos se fueron a casa con un importante punto bonus, dejando la sensación de que darán que hablar en el futuro. Ayer en Urbieta, el Bizkaia Gernika abrió la competición liguera con un triunfo sobre el Sanitas Alcobendas por 17-3. Un choque con muchos errores e imprecisiones por parte de ambos conjuntos, algo típico de los inicios de todo campeonato. En la primera mitad los basurdes cometieron demasiadas imprecisiones y fruto de ellas dejaron escapar un par de buenas ocasiones para haber ensayado. Por su parte, los madrileños tampoco estuvieron mejor, fallando hasta tres lanzamientos a palos. Así las cosas, el 0-0 inicial sólo se rompió en la recta final del primer período, cuando el apertura local, Marvin Swartboi, acertó a pasar un golpe entre palos a tres minutos del descanso. En la segunda mitad los de Jorge Jiménez salieron con ganas y volcados al ataque. Y así, a los cuatro minutos de la reanudación, llegó el primer ensayo, anotado por Mantovani tras una buena internada por el centro. El sudafricano Swartboi pasó la transformación, abriendo distancias (10-0). Sin embargo, cuando parecía que el partido ya lo tenían controlado los 'basurdes', Ati Fernández recortó con un golpe de castigo. Pese a ello el Gernika controló bien la situación y jugó durante casi todo el tiempo en la parcela defendida por los madrileños. Cuando el árbitro estaba a punto de pitar, apareció de nuevo Bruno Mantovani para escaparse y ensayar bajo palos, acción nuevamente culminada por Marvin Swartboi.