Primera derrota de la temporada del CF Gandia


CF Badalona 1 – 0 CF Gandia.
El Gandia mereció algo más de su visita al Campo del Centenari.
Los blanquiazules encadenan la cuarta jornada consecutiva sin ganar y segundo pinchazo consecutivo de la temporada.
Loren debuta en el equipo titular.
Vicente Medina pone por primera vez en la temporada el 4-4-1-1.
La camiseta naranja no le lleva suerte al conjunto blanquiazul.




 

Primera derrota de la temporada del CF Gandia

CF Gandia: Reguero, Romera, Verdú, Berna, Carrillo, Rafa Belda, Kiko Lacasa (Maxi 58), Aicart (Gervasio, min. 80), Kiko Alarcón, Tito y Loren (Ismael, min. 71)

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de liga. El Gandia estrena su segunda equipación; la naranja. Un color que no le trae buena suerte.
El año pasado ya perdió en Badalona y Lleida con el naranja. Debut en el once titular del madrileño Loren.

Árbitro: Antonio Gordillo Aguilar del colegio balear. Amonestó a los gandienses Tito, Loren, Carrillo y Aicart.

Goles: 1-0; min. 49, Robles, al rematar en el segundo palo un saque de esquina.

El buen inicio liguero del conjunto gandiense parece haberse truncado. Los blanquiazules afrontaban la primera salida larga de la temporada con muchas ganas, después de la derrota de la semana pasada. Pero otra vez, la falta de acierto les dejó sin premio. Hasta cinco claras ocasiones de gol desperdiciaron los de Medina en la tarde de  hoy.

El técnico estrenaba sistema, el 4-4-1-1, con Kiko Lacasa de mediapunta y Belda como único delantero, dejando en casa a Nachó Verdés. Pero la apuesta no le daba el fruto buscado, aunque todo sea dicho de paso, el Gandia fue capaz de crear peligro y mereció mejor suerte.

El partido arrancaba con el control del esférico por parte del conjunto local, aunque éste no se tradujo en grandes ocasiones de peligro. Sólo se plantó ante el marco defendido por Reguero en dos ocasiones y en ambas el balón salió fuera desviado. A pesar de la iniciativa del conjunto catalán, el Gandia gozó, en las botas de Rafa Belda, de la ocasión más clara de la primera parte. El delantero gandiense encaraba un mano a mano con Marcos, en el minuto 25, pero el ex del Dénia enviaba fuera.

En la segunda parte, el Gandia buscó con más insistencia la puerta del rival. Trabajó y mereció pescar algún punto, aunque el fútbol no conoce de méritos. Y todo eso, a pesar de encajar el gol muy pronto. En el 49, tras un saque de esquina, el Badalona lograba el tanto que a la postre le iba a dar los tres puntos y refuerza la condición de fortín que tiene el campo del Centenari.

El Gandia en esta ocasión no se vino abajo y siguió buscando sus oportunidades. A los diez minutos de la reanudación, Tito probaba a Marcos desde la distancia, pero éste respondió bien. Poco después, en el 58 llegaba el primer cambio. Medina movía el banquillo y daba entrada a Maxi por Kiko con la finalidad de refrescar y poner más carga ofensiva.

A partir de ahí, el dominio en el segundo asalto estuvo más compensado, aunque si hubo un equipo que mereció marcar éste fue el Gandia. Hasta tres ocasiones tuvo el lateral izquierdo, Verdú. A todas ellas respondió Marcos, sin duda, el mejor de la tarde, con brillantes intervenciones.

El Gandia con Ismael y Gervasio en el campo lo siguió intentando hasta el final. En el 88 la ocasión se presentó doble. Ni Verdú primero, ni Belda después, lograron su cometido, encontrándose en su camino a un inspirado portero. El conjunto de La Safor todavía tuvo otra oportunidad para empatar, pero Marcos respondió muy bien al remate de Verdú en el 92.

La única ocasión del Badalona en toda la segunda parte fue un balón que Berna sacaba justo de la misma línea de gol.

Al final, derrota injusta del conjunto gandiense que es capaz de crear ocasiones, pero que ha demostrado, otra vez, la falta de puntería. Los blanquiazules, a pesar de este nuevo pinchazo, están a tres puntos de la promoción de ascenso, después de haber sumado dos puntos de los doce en juego. El Gandia en estos momentos tiene los mismos puntos que la temporada pasada.

Casualidades o no, el equipo de esta temporada parece hacerlo todo a pares. Ganó los dos primeros partidos, empató los dos siguientes y ha perdido los dos últimos. Siguiendo esta sucesión, “lógica”, el Gandia debería ganar el sábado, a las 17 horas, al Zaragoza B en el Guillermo Olagüe. Los de Medina se enfrentarán a otro rival. Un equipo muy joven, situado en los últimos puestos de la tabla, que sólo ha logrado tres empates, todos ellos en su propio feudo.

Está previsto que los hombres de Medina vuelvan mañana al trabajo. Será en la típica sesión de recuperación de la semana. Descansarán el martes y regresaran a los entrenamientos el miércoles para preparar el encuentro del sábado en plena Fira i Festes.