El ayuntamiento de Villalonga paga 4793 euros por un despido improcedente


En concepto de indemnización y salarios de trámite a un trabajador, el pasado miércoles día 20 de septiembre.




 

El ayuntamiento de Villalonga paga 4793 euros por un despido improcedente

El Ayuntamiento de Villalonga, reconoce la Improcedencia del despido de un trabajador y consigna en el Juzgado Decano de Valencia la cantidad de 4793 Euros, en concepto de indemnización y salarios de trámite, cantidad que fue entregada por el Decanato de la Ciudad de La Justicia ,al trabajador, el pasado miércoles  día 20-09-2011.

Los hechos se remontan al 22 de Junio del 2011, tras el cambio del Gobierno Local, El Alcalde notificó al trabajador la finalización del contrato con efectos del 07 de Julio del 2011. Disconforme el trabajador, recurrió contra la decisión del Alcalde, que por resolución de fecha 11 de Agosto del 2011, reconoció que el despido que el mismo había efectuado, era Improcedente y pago, con dinero público, la cantidad indicada de 4793 Euros.

En la misma situación se encuentran las trabajadoras del EPA (Escuela de Adultos), que pese a llevar años trabajando para el Ayuntamiento, este curso,  que dará comienzo en el mes de Octubre del 2011, no han sido llamadas, y sus puestos de trabajo van a ser ocupados por  dos personas diferentes , según decisión del PSOE y BLOC.

Estas trabajadoras, que no han sido llamadas,  ostentan la condición jurídica de fijas discontinuas y van a poner los hechos en conocimiento del Sindicato, para que actúe contra lo que consideran la arbitrariedad del Alcalde y Teniente de Alcalde. Nuevas indemnizaciones, salarios de trámite y seguridad social, se avistan en el horizonte.

Además los vecinos de Villalonga, por vez primera, han sido privados del cine de verano. El patio del instituto la Vall de la Safor, fue testigo de las veladas del verano, de las risas de los niños y de la nostalgia de la gente que cogía el bocadillo e iba al cine. La tradición del verano, incomprensiblemente ha sido vetada  por el gobierno Local y, los vecinos,  privados de unas horas de ocio gratis, los fines de semana.