Un accidente en la montaña rusa infantil de Gandia se salda con dos niños heridos


Los pequeños, de tres y cuatro años, eran examinados anoche en el hospital por varias contusiones.
La Policía ha abierto la correspondiente investigación para determinar las causas del fallo de la atracción, que fue precintada.




 

Un accidente en la montaña rusa infantil de Gandia se salda con dos niños heridos

Dos niños de tres y cuatro años, primos y procedentes de Tavernes de la Valldigna y Xeresa, resultaron heridos ayer al caer el carrito de la atracción de feria donde iban montados. Los menores fueron trasladados al área de urgencias del centro sanitario Sant Francesc de Borja de Gandia.

Gandia acaba de concluir la Fira i Festes, pero la proximidad con el puente del Pilar hace que las atracciones permanezcan hasta pasar la festividad. Ayer hizo un día estupendo y el recinto ferial estaba a rebosar. Cientos de personas recorrían el parque. En el momento del accidente, la feria de atracciones estaba abarrotada de gente, ya que el de ayer era uno de los tres días en los que la feria era más económica, apenas 1,50 euros por viaje.

En el momento del accidente, la montaña rusa infantil estaba en funcionamiento. Afortunadamente, los niños están bien y no sufrieron heridas de consideración. Uno de ellos presenta un chichón en la frente por el golpe y el otro padeció magulladuras. El incidente quedó en un susto, pero la atracción tuvo fue precintada por la Policía.



Los hechos ocurrieron poco después de las 20 horas, en la montaña rusa infantil, cuando por causas que se desconocen, se descolgó uno de los vagones, en el que viajaban los pequeños. Según testigos presenciales, la vagoneta se precipitó al suelo desde el segundo de los tres pisos de la atracción, situado a una altura aproximada de unos tres metros.

Como consecuencia, uno de los dos pequeños sufrió un golpe en la cabeza, mientras que el otro recibió el impacto en la espalda. Ambos fueron trasladados en ambulancia al hospital, donde anoche se encontraban en observación. En principio, su estado "no revestía gravedad", según explicó el jefe de la Policía Local, Marc Cuesta, y coincidieron en afirmar también diferentes testigos del percance. Los pequeños no habían sufrido ninguna fractura ni herida abierta, pero se les sometía anoche a diferentes placas en el hospital por precaución.

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gandia, Javier Reig, y el alcalde de la ciudad, Arturo Torró, se acercaron anoche al hospital para conocer de primera mano el estado de los niños. Estuvieron conversando con sus padres para interesarse por la salud de los pequeños, y pudieron respirar más tranquilos después de que las radiografías confirmaran que los menores no tenían ninguna lesión grave.

La Policía Local de Gandia se personó en el lugar del accidente y procedió al precinto de la atracción como medida cautelar y para dar paso a las pesquisas necesarias para intentar determinar las posibles causas. No obstante, Cuesta confirmó ya anoche que la montaña rusa contaba con toda la documentación en regla, incluido el seguro. El responsable de la atracción, Jorge Laseras, aseguró que no entiende cómo ha podido ocurrir algo así porque, según indicó, la montaña rusa infantil está perfectamente revisada por un ingeniero.