La Colegiata clausura el centenario de la reinstalación con un concierto de la Capella Ducal


El pasado martes día 11 de octubre, la Insigne Colegiata de Gandia, clausuraba el Centenario de su Reinstalación con un Concierto de la Capella Ducal. Concierto que encantó a los asistentes y que verdaderamente fue una gran muestra de investigación y dedicación en la recuperación de nuestro patrimonio artístico-musical.




 

La Colegiata clausura el centenario de la reinstalación con un concierto de la Capella Ducal

El Abad de la Insigne Colegiata, Ángel Saneugenio, quiso agradecer de primera mano la labor que han hecho los dos gobiernos tanto el anterior, como el de la actual legislatura, por colaborar en la celebración de este evento tan importante para la ciudad, y la Insigne Colegiata, a la que representa.

El Sr. Abad hizo un breve repaso de la historia, y la motivación para conmemorar esta dicha, que ha contado con este magnífico concierto, con una bellísima exposición, otros actos, pero sobre todo en aquel 5 de junio que vino el Arzobispo de Valencia, D. Carlos Osoro, para consagrar y dedicar la Insigne Colegiata. Han sido actos sencillos, pero todos ellos han valido la pena para dar a conocer lo que es y debe ser la Seo para Gandia. Tal y como dijo el Arzobispo de Zaragoza en su paso por Gandia, para presidir la fiesta de san Francisco de Borja: "La Insigne Colegiata, por ser la Parroquia Madre, debe ser referencia para la los cristianos de Gandia, y de la comarca." Y todos estos actos, han servido para reavivar la vida cristiana y cultural en la Seo de la Ciudad Ducal.

La Capella Ducal, ha extraído piezas musicales de la época de san Francisco de Borja, pero también investigó y sacó a la luz piezas musicales de la época de la Reinstalación de la Colegiata. Entre ellas se destacaba a un gandiense como Jose María Úbeda, un compositor desconocido para los gandienses pero que cuenta con unas piezas musicales magníficas, tal es así que dos de las piezas musicales que más gustaron a los presentes fueron Sacerdos Domini, y un Adéu a la Virgen del Carmen, sendas obras compuestas y atribuidas a dicho autor.

Con este acto, se da por clausurado pues un año que ha hecho historia en nuestra ciudad, y, por supuesto, en la Insigne Colegiata.