El ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna continúa la campaña para la limpieza de tierras abandonadas


El abandono y falta de limpieza de las tierras origina numerosas quejas en el consistorio por parte de los propietarios de tierras de los alrededores.




 

El ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna continúa la campaña para la limpieza de tierras abandonadas

La Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna continúa desarrollando la campaña de información a los propietarios de terrenos que presentan un estado deficiente de mantenimiento y conservación, para pedirles que solucionen lo más pronto posible su situación. El abandono y falta de limpieza de las tierras origina numerosas quejas en el consistorio por parte de los propietarios de tierras de los alrededores.

El pasado agosto se procedió a una primera fase de la campaña informativa a los propietarios de la zona de la Marine donde se enviaron 670 cartas.

EL ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna está procediendo ahora a un nuevo envío personalizado, dirigido a los propietarios de terrenos abandonados de nuestro término municipal, basándose en el artículo 9 del RDL, 2/2008, del 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Suelo  que dice que los propietarios del suelo que esté sin edificación tienen, entre otros, la obligación de mantener los terrenos en condiciones de evitar riesgos de incendio y sin producir daños a terceros o al interés general.

La concejala de Agricultura, M. Carmen Canet, ha afirmado que “estas actuaciones puntuales van dirigidas particularmente a cada uno de los propietarios de cuyos terrenos abandonados, sabemos y tenemos información. Esta acción preventiva e informativa la estiércol porque esta situación supone un gran peligro por las tierras del alrededores.”

La Concejalía de Agricultura recuerda la obligación de los propietarios de mantener su parcela libre de brozas y árboles que puedan originar incendios, y que además, son causa de molestias a los campos vecinos a la hora de detener ciertas plagas, caso de caracoles, brozas, etc. Los daños que puedan derivarse del incumplimiento de esa obligación, así como los gastos derivados de la extinción y limpieza del fuego, serán reclamados por los afectados o por el Ayuntamiento a los titulares de los terrenos donde se haya originado el incendio.