Gandia impulsa una campaña para concienciar de la recogida de excrementos de las mascotas


Irá acompañada de la entrada en vigor de la Normativa Cívica, lo que acarreará sanciones económicas por su incumplimiento a partir del 1 de diciembre de 2012.




 

Gandia impulsa una campaña para concienciar de la recogida de excrementos de las mascotas

Bajo el lema ‘Sus necesidades son tu obligación’, el Ayuntamiento de Gandia lanza la campaña de responsabilidad ciudadana para la recogida de excrementos de mascotas, dirigida especialmente a dueños de perros. Así lo han dado a conocer esta mañana, el Portavoz y Coordinador del Gobierno, Víctor Soler, la Concejala delegada de Servicios Urbanos, Clara Carbonell, y el Jefe de la Policía Local, Marc Cuesta.

La campaña persigue el objetivo de concienciar a los dueños de los perros a la hora de recoger los excrementos de sus mascotas “un problema histórico que afecta a la ciudad y a sus vecinos” ha explicado Carbonell. La nueva campaña, diseñada en valenciano y castellano, contará con el reparto de dípticos informativos en la ciudad, así como en los colegios “para concienciar a niños desde pequeños” Por otro lado, se emitirá un spot en las televisiones así como cuñas de radio. Carbonell también ha recordado que todas las mascotas deben tener su identificación digital (chip), vacunas y cuidados básicos pertinentes.

Asimismo, la nueva campaña informará de la futura entrada en vigor de la normativa cívica que impondrá sanciones económicas a partir del 1 de diciembre del presente año “la parte punitiva es inevitable” ha señalado el Jefe de la Policía Local, quien también ha informado de las diferentes fases. En un primer lugar habrá un agente en exclusiva para este tema que se está formando actualmente, su labor será la de informar a los ciudadanos. Este agente podrá ir uniformado o no “es importante que en determinados momentos vaya de paisano, muchas veces al ver al agente uniformado el dueño de la mascota recoge las necesidades, pero no siempre ocurre así” Pasada esta etapa informativa, se procederá a aplicar las sanciones económicas, que ascienden desde los 500 euros hasta los 1.500 euros en las zonas sensibles por cercanía de niños.

Para concluir, Soler ha asegurado que “desde el Gobierno vamos a ser implacables respecto al cumplimiento de esta normativa. La no recogida de los excrementos se ha convertido en un problema para la ciudadanía y nosotros estamos aquí para solucionar cualquiera de los problemas que afecten a los ciudadanos y vayan en detrimento de a la convivencia y de la calidad de vida,  sean de la índole  que sean”