BIOPARC Valencia registra este año 140 nacimientos de especies en peligro de extinción


BIOPARC Valencia participa activamente en 40 programas de reproducción de especies, 17 EEP y 23 ESB, y algunas de las últimas crías nacidas en el parque forman parte de estas importantes iniciativas europeas de conservación.




 

BIOPARC Valencia registra este año 140 nacimientos de especies en peligro de extinción

Uno de los objetivos principales de Bioparc Valencia es la conservación de las especies y para ello realiza importantes esfuerzos orientados a la reproducción de los animales. Durante este año, han nacido 140 crías y este éxito beneficia, en gran parte, a los programas de reproducción de especies en los que participa Bioparc Valencia, denominados EEP o ESB. Estos programas buscan el mantenimiento de poblaciones animales viables en cautividad, que en ocasiones sirven para reintroducir especies en zonas donde se han extinguido, y que en cualquier caso supone una salvaguarda para determinadas especies, en estos tiempos de grave pérdida de biodiversidad global.

Prácticamente todas las zonas de Bioparc Valencia cuentan con nuevas crías y varias de las especies que se encuentran amenazadas o en peligro de extinción se han reproducido. Uno de ellos es el pequeño macho de mangabey. Un primate que está incluido en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), y está calificado en peligro de extinción. Otra de las especies que forma parte de los programas de reproducción y se ha conseguido reproducir en varias ocasiones son los potamóqueros rojos, los cuales podemos observar en el “Bai” o claro del bosque. También se han reproducido los lémures de cola anillada en Madagascar, la pareja de hienas por tercer año consecutivo en la Sabana, sitatungas, blesboks, facóqueros, etc.

Un caso a destacar es el de la nutria de cuello moteado, pues se trata de una especie que de toda Europa únicamente Bioparc Valencia ha incluido en su colección animal. Objetivo de cazadores furtivos que las persiguen por su preciada piel, se ha reproducido ya en dos ocasiones en Valencia.

Además, en Bioparc Valencia encontramos crías de 1 y 2 años de edad que también forman parte de estos programas de conservación. Nacimientos muy importantes como la cría de dril, la pareja de leopardos que habita en los bosques ecuatoriales; Tumai, la primera cría de jirafa baringo nacida en Bioparc; Nanuk, la cría de hipopótamo; o el pequeño Kimbo, que sigue siendo el centro de todas las atenciones del grupo de chimpancés.

La perfecta recreación de los hábitats de origen de los animales, una adecuada alimentación, la profesional atención veterinaria y de los cuidadores, son elementos fundamentales y necesarios para garantizar el bienestar animal y conseguir el éxito en la reproducción de estas especies. Técnicos de Bioparc Valencia colaboran en la coordinación de los programas europeos de reproducción en los que este parque valenciano participa activamente en 40 de ellos, concretamente en 17 EEP y 23 ESB.