La Cetrería Española solicita que San Francisco de Borja sea declarado su patrono universal


El RGH visitará el próximo sábado la ciudad de Gandia para presentar esta solicitud.




 

La Cetrería Española solicita que San Francisco de Borja sea declarado su patrono universal

El Real Gremio de Halconeros y de la Cetrería Española visitará el próximo sábado la ciudad de Gandia para presentar la solicitud dirigida al Papa Benedicto XVI para que San Francisco de Borja sea declarado su protector. La ceremonia comenzará a las 12.00 h en la Insigne Colegiata con la presentación oficial de esta petición. Más tarde, en el Palau Ducal se llevará a cabo la ceremonia de ingreso de los nuevos halconeros y el Juramento de fidelidad al Rey. El acto estará presidido por el alcalde de la ciudad, Arturo Torró y el Halconero Mayor del Reino y del Subpriorato Español de la Orden de Malta, Antonio de Castro y García de Tejada.

San Francisco de Borja fue un amante de la cetrería, por ello, el RGH ha decidido rendirle homenaje y ponerse bajo su protección, iniciando los trámites para que la Santa Sede le declare patrono universal de la cetrería. Además, el RGH ha decidido presentar oficialmente esta petición en Gandia, ciudad natal del santo.

Los actos comenzarán el próximo sábado 29 de octubre a las 10.30 h en la Casa de Cultura Marqués de González de Quirós con la recepción de invitados, neófitos, gobernadores y Halconero Mayor, que hará su entrada con la sonata Falconere en placa (Halconero en Plaza) por una banda de cornetas y tambores, como es habitual en el gremio.

A las 11.00 h, el Real Gremio de Halconeros y de la Cetrería Española desfilará hasta la plaza Mayor. La comitiva estará formada por caballos, la banda de cornetas y tambores, la Bandera nacional, el estandarte del RGH, mosqueteros, halconeros neófitos, halconeros en ejercicio, alabarderos, protectores egregios, gobernadores y el Halconero Mayor, acompañado de dos alabarderos. El alcalde de Gandia, Arturo Torró, recibirá al cortejo a las puertas del Ayuntamiento.

A continuación, el RGH y la Corporación Municipal se dirigirán a la Colegiata, donde se llevará a cabo la ceremonia mediante la cual, el Real Gremio de Halconeros solicitará que San Francisco de Borja sea declarado patrón de la cetrería.

Para finalizar, el RGH y la Corporación Municipal se dirigirá al Palau Ducal donde se celebrará el acto de ingreso de nuevos halconeros al gremio.

Real Gremio de Halconeros
El Real Gremio de Halconeros, es una agrupación de cetreros vinculada a la monarquía hispánica, desde hace 1.000 años. El rey Fernando el Católico mandó alojar este gremio, en los antiguos Carabancheles de Madrid, hoy uno de los distritos más populares de la ciudad. En esta época, el arte de la cetrería sólo podía ser practicada por reyes y nobles.

Así, los reyes españoles siempre distinguieron a sus halconeros, que bajo la jurisdicción del Halconero Mayor, se dedicaban al adiestramiento de las aves de presa y a la preparación de jornadas de cetrería que disfrutaban el Rey, la Corte y el pueblo de Madrid, tanto en la Casa de Campo, como en las inmediaciones de Aranjuez, Borax y Seseña.

Los halconeros eran elegidos entre las familias nobles de los antiguos reinos españoles y antes de incorporarse al servicio de Su Majestad, debían demostrar sus maestrías en el arte de la cetrería y en solemne ceremonia pública, jurar fidelidad al Rey. A partir del siglo XVII, pertenecer al Gremio de Halconeros era una distinción tan apreciada, que los reyes concedían hasta 50 títulos de Halconero Honorario, para honrar a determinadas familias a las que se quería distinguir.

En la actualidad, el Real Gremio de Halconeros se ha restaurado bajo el Alto Patronazgo de S. M. el Rey de España, conformando la agrupación cinegética más antigua del mundo. Sus principales objetivos son la divulgación y recuperación de las tradiciones que unieron a la antigua Real Caza de Volatería, con la Casa Real de España y la Villa de Madrid; emular el servicio prestado por los antiguos halconeros que sirvieron a los monarcas; estrechar los lazos históricos que unieron las antiguas culturas árabes, con la cultura española, a través del arte de la cetrería; así como la divulgación de la cetrería, como modalidad venatoria ancestral, de escasa incidencia sobre las especies cinegéticas y de carácter selectivo y no masivo.