Victoria importante del Gandia Bàsquet


Aguas de Sousa Cob Ourense 75 Gandia Bàsquet 81.
El Gandia Bàsquet dio una de las campanadas de la jornada al ganar al líder en su propia casa y con un pabellón abarrotado con más de 1.500 personas.




 

Victoria importante del Gandia Bàsquet

Había ciertos condicionantes que jugaban en contra del equipo de Víctor Rubio, entre ellas el ser el último clasificado jugando contra un equipo invicto esta temporada y no tener a su alero americano, Mike Rogers, entre sus filas, ya que ni tan siquiera había viajado con el equipo por su lesión de espalda. Aún así, el entrenador gandiense estaba convencido de que tenía una vez más la fórmula mágica para desarmar al Ourense. Solamente le quedaba lo más complicado, esto es, convencer a sus jugadores que ellos podían ser los ingredientes para hacer funcionar esa fórmula a la perfección. Y vamos que si lo hizo.

El partido comenzó con el Gandia Básquet mandando en el marcador desde las primeras de cambio, dirigidos por un gran Javi Alvarado que volvía a la que hace tres temporadas había sido su casa. A este le acompañaba Javi Rodríguez ya sin molestias en su tobillo. A esto se le sumaba todo el equipo en defensa frenando a los hombres importantes del equipo gallego. Así se llegaba a una máxima ventaja de 9 puntos (14-23) a falta de 2:42 para finalizar el cuarto. Sólo unos minutos de desconcierto tras las necesarias rotaciones, el equipo orensano permitía a estos acercarse a final del cuarto a 5 puntos (20-25).

En el segundo cuarto el equipo local despertó y mejoró considerablemente aunque el Gandia aguantaba con estoicidad los envites gallegos. En este cuarto los jugadores interiores gandienses eran los que aguantaban el marcador en ataque, creando ciertas dificultades a los gallegos. Así se llegaba al descanso con tablas en el marcador a 38.

Tras la reanudación el Gandia lejos de desfondarse, se crecía tanto en defensa como en ataque, dando una lección magistral de juego a los gallegos, que incrédulos no sabían qué hacer para parar la avalancha gandiense. El Gandia empezaba a anotar con cierta soltura desde la línea de 3 puntos, anotando hasta 5 triples en el cuarto, mientras que en la pintura también hacía daño. Así se llegaba al final del tercer cuarto con una ventaja de 12 puntos (51-63).

Pero el partido no estaba ganado ni el líder lo iba a poner tan fácil. El último cuarto comenzó con una presión asfixiante del Ourense que provocaba nervios y pérdidas del Gandia y lo acercaba a 6 puntos a falta de 7:21 para el final. Pero enseguida el Gandia reaccionaba y volvía a mejorar tanto en defensa como en ataque y a poner distancia en el marcador que ya fue insalvable para el equipo gallego.

Así pues victoria importante para los de Víctor Rubio, que doblaría su valor si se gana la próxima semana ante un rival directo como es el LAN MOBEL ISB. Lo que sí que supone un cambio fundamental es en la imagen dada por el equipo gandiense, que tras los dos traspiés en las primeras jornadas se postula como un equipo en crecimiento y que ha dado un salto de calidad plantando cara y venciendo a uno de los candidatos al ascenso.

El próximo partido se disputará el sábado 29 ante el susodicho LAN MOBEL ISB a las 19:30 en el Pavelló dels Esports. Esperemos que la cancha se llene para recibir al rival que privó del ascenso a los gandienses hace dos temporadas y así poder apoyar al equipo que ha vuelto a demostrar que puede ser digno de la categoría a pesar de contar con el presupuesto más bajo de la competición.