La deuda contraída con las farmacias hace imposible la renovación del convenio con el Colegio de Farmacéuticos


Los propios farmacéuticos renuncian a un convenio que data de 1998 y que, tal y como señala Pilar Gavilá, está completamente obsoleto.




 

La deuda contraída con las farmacias hace imposible la renovación del convenio con el Colegio de Farmacéuticos

La Concejala delegada de Sanidad, Marta Cháfer, y la Concejala delegada de Bienestar Social e Igualdad, Pilar Gavilá, han comparecido en rueda de prensa para anunciar que no se va a renovar el convenio con el Colegio de Farmacéuticos para pagar los medicamentos que no cubre la Seguridad Social, “un convenio firmado en  1998 y que no ha sufrido ningún tipo de modificación desde entonces, lo que ha hecho que haya quedado completamente obsoleto” ha señalado la titular de Bienestar Social, Gavilá también ha añadido que “cabe recordar que los farmacéuticos están soportando una deuda por parte del consistorio de 155.640,71 euros desde  de octubre de 2010”.

Por su parte, Marta Cháfer, ha explicado que los farmacéuticos de Gandia, mediante el órgano gestor del convenio, han comunicado su voluntad de no renovarlo, “ya que consideran que los medicamentos son de baja utilidad terapéutica y no son de primera necesidad,  por lo que en base al artículo 9 del convenio, renuncian por no poder soportar la deuda que les genera”.

Actualmente la mayor parte de los medicamentos que financia el convenio, se centra en pomadas antivaricosas, colirios, antiinflamatorios i enemas, entre otros. “Son medicamentos que la Seguridad Social no cubre desde 1998 i que además tienen una alternativa genérica, financiada en régimen de Seguridad Social” ha señalado Cháfer, para añadir posteriormente que “el coste que ha tenido este servicio en los últimos años, así como la falta de rigurosidad con el presupuesto, hace que sea imposible mantener la vigencia del convenio”. 

Pilar Gavilá ha explicado la falta de rigurosidad a la que ha hecho mención Marta Cháfer, “se pueden observar las diferencias entre las cantidades consignadas en los presupuestos y el gasto real. Esto ha generado una deuda de 155.640,71€ que dificulta la grave situación económica de las farmacias de Gandia. Una deuda que corresponde a facturas pendientes desde octubre de 2010. Este déficit generado ha minorado la capacidad de otras partidas más necesarias como las Ayudas de Emergencia”.

Para Finalizar, Gavilá ha querido manifestar el apoyo a “todas aquellas familias que están pasando por una situación difícil, queremos que sepan que estamos dedicando todos nuestros esfuerzos a paliarla, no escatimaremos recursos, pero tampoco consentiremos que se malgaste el dinero público”.