El BLOC de Gandia reclama prioridad para las políticas de empleo


El grupo parlamentario Compromis en las Cortes Valencianas también presentará una propuesta en el mismo sentido para la creación de empleo.




 

El BLOC de Gandia reclama prioridad para las políticas de empleo

El BLOC-Verds Compromís de Gandia ha anunciado la moción que presentará a la próxima sesión plenaria para que el Ayuntamiento inste a la Generalitat a que impulse decididamente los pactos territoriales por el empleo en todas las comarcas valencianas, y que los dote de los recursos económicos suficientes como instrumentos operativos para el fomento del empleo.

El portavoz del BLOC de Gandia, Josep Miquel Moya, ha lamentado que desde que el PP entró a gobernar en la ciudad de Gandia el pasado mes de junio, con el inicio de esta nueva legislatura, ya hay 300 parados más que antes.

Según Moya, el futuro no es nada prometedor: con una más que evidente desindustrialización (la empresa Tableros Faus, por ejemplo, anuncia nuevos despidos), en un contexto de crisis económica, donde el turismo y el comercio (sectores basados en la capacidad de ahorro y de consumo de las familias) son las primeras prescindibles y con una agricultura (habrá que decirlo de una vez) controlada por intermediarios que pagan sueldos cada vez más miserables.

Ante estas dramáticas cifras, que sitúan a casi uno de cada cuatro ciudadanos sin trabajo y con una de cada diez familias con ningún del suyos miembros trabajando, todos los partidos coinciden al prometer medidas por paliar el drama. Desde el BLOC recuerdan que en Gandia, concretamente, el partido del gobierno, el PP, se presentaba con el lema "Ahora, empleo"... pero en cambio, desde el mes de junio, en Gandia hay 300 parados más, y asegura que aún no hemos visto ninguna medida real (como no sea la de los asesores o contratados por las empresas públicas, siguiendo las enseñanzas del gobierno anterior, PSOE-Plataforma).

Para los eco-nacionalistas, la situación económica no es buena pero el futuro será mucho peor si no se ponen en marcha de manera urgente, los mecanismos necesarios para evitar una situación que resulte irreversible para los ciudadanos.