Oliva se acuerda de sus difuntos con una eucaristía


Al acto asistían también distintas autoridades locales como la Alcaldesa de Oliva, Chelo Escrivà.




 

El miércoles 2 de noviembre sobre las 10 de la mañana daba comienzo una Eucaristía en el Cementerio Municipal de Oliva. Más de 500 personas se congregaban en el Campo Santo olivense para celebrar religiosamente el día de todos los fieles difuntos.
 
La Misa era presidida por el Cura-Plebán de Sta. María D. Fernando Cremades. El cual invitaba a creer firmemente en Dios y a tener la esperanza puesta en el Señor muerto y resucitado. Al acto asistían también distintas autoridades locales como la Alcaldesa de Oliva, Chelo Escrivà.
 
La celebración fue concluida con un responso por todos los difuntos, y la tradicional visita a los sacerdotes que descansan en el Cementerio de Oliva.