Óscar Climent es el primer piloto de Gandia que participa en un Mundial de Motociclismo


Climent, de 19 años, estuvo en la parrilla de salida de Moto2 en el GP de Valencia.
Su equipo, el “Team Climent”, está formado por su familia.




 

Óscar Climent es el primer piloto de Gandia que participa en un Mundial de Motociclismo

El fin de semana ha sido increíble para el joven Óscar Climent que acompañado de su familia ha hecho realidad el sueño de cualquier piloto, participar en el Campeonato del Mundo. El de Gandia estuvo midiéndose ante los número uno del mundo en la categoría de Moto2 y la verdad que no lo hizo nada mal teniendo en cuenta que era su primera participación en una prueba del Mundial y que la climatología no acompañó en ningún momento a los pilotos, ya que estuvo lloviendo a rachas y esto hizo que los reglajes de las motos no acabaran de adaptarse entre la pista seca y mojada, hecho que propició que hasta ocho pilotos tuvieran que abandonar la prueba, entre ellos Stefan Bradl que se fue al suelo en la cuarta vuelta, aunque finalmente se proclamaría Campeón del Mundo de Moto2.

Climent se instaló en el circuito el pasado jueves, día en el que la organización del Mundial le facilitaba el motor reglamentario con el que tenía que competir, eran las nueve de la mañana y su equipo de mecánicos se ponía manos a la obra para tener la moto preparada para pasar la verificación técnica tras más de doce horas de trabajo.

Ya el viernes Climent salió a rodar en los primeros entrenamientos libres y así poder tener la primera toma de contacto con su nuevo motor, pero, aparecían los problemas, el cambio automático no funcionaba, así que simplemente se dedicó a rodar en un circuito que el piloto de Gandia conoce a la perfección.

El sábado con los problemas mecánicos solucionados, Climent se clasificaba en la 34ª posición de un total de 38 pilotos en pista, lugar que ocuparía en la parrilla de salida, estando por delante de pilotos con varios años de experiencia en el Mundial. El joven piloto entraba al box muy enfadado por la cantidad de codazos recibidos por parte de los pilotos mundialistas los cuales no permitían que Climent tomara confianzas, incluso así, el gandiense tan sólo estaba a tres segundos del tiempo del campeón del mundo, Stefan Bradl.

Llegó el día de la verdad y los comisarios decretaban el inicio de carrera con la pista seca, pero, ya en la primera vuelta comenzaba a chispear en el Circuito Ricardo Tormo. Óscar Climent hizo una gran salida y estuvo peleando por hacer una buena carrera, incluso llegó a colocarse en 25ª posición, puesto que hubiese podido defender de no ser por la falta de experiencia en la elección de sus neumáticos, ya que era la primera vez que competía con esta marca, Dunlop, la oficial del Campeonato del Mundo.

Climent declaraba tras finalizar la prueba: “en las últimas vueltas la moto patinaba como en una pista de hielo”. Finalmente, el piloto de Gandia finalizó el GP de Valencia en la 28ª posición, siendo este un meritorio puesto para su primera participación en un GP de motociclismo y más teniendo en cuenta que su equipo, el “Team Climent”, está formado por su familia y cuyo presupuesto no tiene nada que ver con los equipos mundialistas, aunque sus dos grandes patrocinadores para este evento han sido la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento de Gandia a los cuales el piloto les daba las gracias “estoy muy agradecido a todos mis patrocinadores porque sin ellos no hubiera podido hacerse realidad el estar entre los mejores pilotos del mundo”.

Climent también declaraba tras la prueba: “Ha sido un fin de semana lleno de nervios y contratiempos pero todo ha sido un sueño. He venido a aprender. Sé que podía haber estado algunos puestos más arriba pero estoy contento. Me siento satisfecho por la experiencia, ha sido increíble poder salir en TV junto a Rossi, Bradl, Pedrosa, Terol... y haber podido pasear el nombre de Gandia a través las TV’s de todo el planeta. Además me siento orgulloso de haber podido estar presente en el "minuto de ruido" en honor a Simoncelli”.

El joven gandiense espera que esta experiencia le haya servido de aprendizaje para un futuro no muy lejano y que los equipos y patrocinadores le tengan en cuenta a la hora de recibir apoyo.

Óscar Climent volverá de nuevo al Circuito Ricardo Tormo el próximo fin de semana, pero esta vez lo hará para disputar la penúltima prueba del Campeonato de España de Velocidad, donde espera que la experiencia vivida en el Campeonato del Mundo le haga ir un poco más rápido y poder finalizar entre los diez mejores pilotos de España de Moto2 con el fin intentar hacerse un hueco en alguno de los mejores equipos del mundo.