El club de baloncesto Gandia Basquet pierde ante el CB Las Rozas por 85-69


El Gandia Bàsquet volvió a calcar el partido en Las Rozas el partido que se había disputado 6 días antes en Gandia contra el Isb Lan Mobel.
Un magnífico trabajo realizado en la primera parte desperdiciado en la segunda.




 

El club de baloncesto Gandia Basquet pierde ante el CB Las Rozas por 85-69

El partido comenzaba con el equipo local saliendo en tromba y a las primeras de cambio endosaba un 11 a 0 al Gandia. El Gandia reaccionaba con un 0 a 6 y continuaba ya el resto del cuarto con la misma diferencia acabando el mismo con 19 a 14 favorable a Las Rozas.

El segundo cuarto fue el mejor de los de Rubio, que hacían todo bien, tanto en defensa como en ataque, con Rogers y Miller como pilares ofensivos cada uno con 11 puntos. Así endosaban un 12-27 a Las Rozas para llegar al descanso con 10 puntos de ventaja (31-41).

Tras el descanso, al igual que la semana anterior, vino la debacle gandiense. La falta de concentración defensiva y el no saber cómo parar a la columna vertebral del conjunto local fue la clave del hundimiento. Entre Balmón y Javi Salsón (con 9 y 10 puntos respectivamente en el cuarto) se hacían dueños y señores del partido, mientras que en el Gandia no aparecía nadie que se llevara al equipo a las espaldas. Aparte de los dos jugadores locales ya mencionados, en la parcela exterior empezaba a asomar Sergio Soria (8 puntos en el cuarto) que empezaba a ver el aro también más grande. Así las rentas se iban reduciendo y a falta de 3:14 para finalizar el cuarto, Las Rozas se ponía por delante (54-53). El Gandia aún conseguía ventajas en el marcador, pero un triple desde su campo en el último segundo de Balmón, ponía el partido en 60 a 58.

El último cuarto fue una continuación del tercero. El Gandia lo intentaba, movía el balón con cierta brillantez, pero a la hora de realizar el tiro, los porcentajes eran muy bajos. Mientras, Las Rozas, espoleado por la remontada, seguía a lo suyo y con cierta permisividad arbitral, seguía agrandando las ventajas, mientras que Víctor Rubio no era capaz de encontrar la fórmula para enderezar el rumbo gandiense. Así se llegó al final con ventaja de 16 puntos favorables a Las Rozas (85-69), un castigo que parece demasiado grande para la diferencia que hubo en la cancha.

El Gandia Bàsquet así queda bastante tocado en lo anímico y ahora se presentan dos partidos en casa para poder encontrar el norte y hacerte fuertes. El problema es que vienen dos equipos de la parte alta de la clasificación, el Aurteneche Maquinaria Araba (próximo sábado a las 19:30 horas en el Pavelló dels Esports), y el Barça Regal (que vendrá una semana más tarde). Así pues, mucho tendrá que mejorar el Gandia Bàsquet para poder ganar algún puesto en la clasificación. Pero antes el Gandia Bàsquet ha de viajar este martes a Llíria a jugar la final de la Lliga Valenciana.