El Ayuntamiento de Miramar aumenta su aportación a la Escoleta Infantil


Es una medida para compensar el recorte a las ayudas de la Generalitat Valenciana
En los últimos tres años, la Generalitat ha reducido en torno a un 40 por ciento las ayudas a la enseñanza para los alumnos de 0 a 3 años.




 

El Ayuntamiento de Miramar aumenta su aportación a la Escoleta Infantil

El Ayuntamiento de Miramar aumentará su aportación para evitar el incremento en las cuotas que pagan los padres. El Ayuntamiento de Miramar se hará cargo durante el presente curso 2011/2012 del cien por cien del coste del recorte en las ayudas a la Educación Infantil que ha vuelto a llevar a cabo la Generalitat Valenciana. Hay que recordar que en los últimos tres años, la administración autonómica ha recortado en torno a un 40 por ciento las ayudas que otorga a la enseñanza de los alumnos de entre 0 y 3 años, tanto las ayudas a los padres de los alumnos como las subvenciones que concede a las escoletas.

De hecho, si en el curso 2008/2009 los padres de los alumnos de entre 0 y 1 año recibían una ayuda de 295 euros, este curso van a recibir 164 euros. En el caso de los padres de alumnos de entre 1 y 2 años de edad, la ayuda ha pasado de 181 euros a 99, mientras que los padres de los alumnos de entre 2 y 3 años han pasado de recibir 118 euros en el curso 2008/2009 a recibir una ayuda de sólo 64 euros para el presente curso.

“Ante esta injusta situación, desde el Ayuntamiento de Miramar nos planteamos ya el curso pasado compensar esta bajada en las ayudas aumentando la aportación municipal, para evitar repercutir en los padres de los alumnos este descenso en las ayudas, que se traduciría en un elevado aumento de las cuotas de la escoleta.

De este modo, el Ayuntamiento aumenta su aportación, pero evita una subida del precio de la Escoleta, tal y como está sucediendo en otros municipios de la comarca. Esta medida, al igual que la concesión de las becas al estudio y la subvención de la vacuna Prevenar 13, forma parte del programa de prestaciones sociales que hemos empezado a poner en marcha desde el Ayuntamiento de Miramar y que constituye uno de los principales compromisos que hemos asumido para la presente legislatura”, afirma Asensio Llorca.

“Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Miramar estamos radicalmente en contra de los recortes en educación, mucho más en los tiempos de grave crisis que estamos viviendo. En este sentido, es lamentable que tengamos que ser los Ayuntamientos, como institución más cercana a los ciudadanos, quienes tengamos que hacernos cargo de las consecuencias de la política educativa de la Generalitat Valenciana, que perjudica gravemente a los padres y madres de los alumnos de entre 0 a 3 años que, además, en la mayoría de los casos necesitan las escoletas para poder conciliar su vida laboral con la educación de sus hijos”, concluye Asensio Llorca.