Investigadores del Campus de Gandia diseñan circuitos aplicados al fuselaje de aviones


Los investigadores han desarrollado esta tecnología para Tecnatom, compañía especializada, entre otras líneas de negocio, en la seguridad de las centrales nucleares de España.
La compañía ya la ha incorporado en sus sistemas de ultrasonidos utilizados para detectar fallos en el fuselaje de los aviones y en la estructura de las centrales.
Los dispositivos diseñados desde los laboratorios del campus de Gandia de la UPV permiten un óptimo tratamiento, filtrado y recuperación de las señales.




 

Investigadores del Campus de Gandia diseñan circuitos aplicados al fuselaje de aviones

Un equipo de investigadores del campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València, perteneciente al Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia, trabaja en el diseño de circuitos digitales de altas prestaciones que permiten el tratamiento digital de señal de ultrasonidos en dispositivos utilizados en sectores como la industria aeronáutica y las centrales nucleares.

Los investigadores han desarrollado esta tecnología para Tecnatom, compañía especializada, entre otras líneas de negocio, en la seguridad de las centrales nucleares de España, y que ya la ha incorporado en sus sistemas de ultrasonidos utilizados, por ejemplo, para detectar posibles fallos en el fuselaje de los aviones y en la estructura de las centrales.

Según explica Javier Valls, investigador del campus de Gandia de la UPV, los ultrasonidos con los que trabaja esta compañía necesitan circuitos digitales para el tratamiento de señal que sean capaces de funcionar a velocidades muy altas. Así, desde el Laboratorio de Comunicaciones Digitales del campus de Gandia de la UPV, el equipo de investigadores trabaja en el diseño de los circuitos digitales para tratar la señal, filtrarla, quitarle ruido a muy altas frecuencias, etc. "Se trata, en definitiva, de conseguir señales con una calidad óptima para detectar defectos de muy pequeñas dimensiones.

Estos circuitos son dispositivos de gran importancia, ya que de su correcto funcionamiento depende la detección de posibles fallos en los componentes; se pueden aplicar al fuselaje de los aviones, a las bóvedas de las centrales nucleares, en trenes, etc.

“Nuestro trabajo se centra en hacer todo el tratamiento digital de la señal, filtrados y demás para poder recuperar aquellas señales atenuadas bien porque el material contiene alguna impureza, bien porque hay un hueco. Son filtros que se tienen que implementar en hardware porque están trabajando a velocidades muy altas, y de operaciones de tratamiento digital que, en su conjunto, puede necesitar varias giga-operaciones por segundo. Son situaciones que no se pueden resolver con plataformas convencionales, hay que hacer un circuito integrado a medida que resuelva este tipo de aplicaciones. Y son estos circuitos los que nosotros proporcionamos a la industria”, concluye Javier Valls.