La Diputación de Valencia inicia el Plan de Participación Pública del tramo de la carretera Natzaret-Oliva entre Tavernes y Xeraco


Dicho tramo, actualmente una vía pecuaria, es el último sector de la carretera Natzaret-Oliva que queda por ejecutar.




 

La Diputación de Valencia inicia el Plan de Participación Pública del tramo de la carretera Natzaret-Oliva entre Tavernes y Xeraco


La Diputación de Valencia, a través del Área de Carreteras, ya ha puesto en marcha el Plan de Participación Pública del estudio de integración paisajística del proyecto de la nueva carretera que unirá la CV-603 y el enlace de Xeraco en la CV-605. Este nuevo vial tiene el objetivo de facilitar la comunicación entre Xeraco y Tavernes de la Valldigna a través de la carretera Natzaret-Oliva. Hay que recordar que el tramo en el que se va a actuar constituye el único sector de la carretera Natzaret-Oliva que queda por acondicionar y que, actualmente, es una vía pecuaria. A través de este proceso de participación pública, los ciudadanos pueden aportar sus puntos de vista ante actuaciones que afecten al paisaje de su localidad. De hecho, “cualquier persona interesada puede participar en el desarrollo del estudio de integración paisajística y formular las observaciones que estime pertinentes”, expone el alcalde de Xeraco, Avelino Mascarell. Hay que recordar que toda la documentación puede consultarse en el Ayuntamiento de Xeraco y en la web www.dival.es.

Tal y como expone el regidor de Urbanismo del Ayuntamiento de Xeraco, José Lena, “la carretera Natzaret-Oliva vertebra la zona costera del sur de la provincia de Valencia y conecta la práctica totalidad de las playas y municipos de la zona, entre ellos la comarca de La Safor, de ahí la importancia de ejecutar el último tramo que falta, entre Xeraco y Tavernes. Además, en este tramo, de 4,5 kilómetros de extensión, se han producido diversos accidentes por la estrechez de la calzada, situación que se verá solucionada con la nueva carretera, además de servir para descongestionar el tráfico de la N-332. Asimismo, el tránsito también disminurá considerablemente en el casco urbano del municipio ya que, por ejemplo, los vehículos que se dirijan a la playa de Xeraco desde Valencia ya no estarán obligados a atravesar el casco urbano del pueblo de Xeraco para llegar a la playa”.

Hay que tener en cuenta que la nueva carretera contará con dos carriles de siete metros de anchura cada uno, con un arcén de dos metros y medio de anchura por carril. El vial partirá de la rotonda de acceso a la playa de Xeraco, cuyas obras actualmente marchan a buen ritmo. Esta rotonda, junto con el puente que también se edificará, sustituirán al scalextric de la playa de Xeraco. Desde ese punto partirá el nuevo vial, que llegará hasta la rotonda de acceso a la playa de Tavernes. En un primer momento, la carreterá discurrirá paralela al río Vaca, a escasos metros de su cauce. Aproximadamente a mitad de su recorrido circulará paralela a la vía del ferrocarril hasta conectar con la rotonda de acceso a la playa de Tavernes de la Valldigna.

“Tanto la nueva carretera como la eliminación del scalextric de la playa de Xeraco, actuaciones ambas a cargo de la Diputación de Valencia, van a suponer una importante mejora para las comunicaciones entre el casco urbano del pueblo de Xeraco y las playas de Xeraco, Tavernes y Gandia. En este punto, desde el Ayuntamiento de Xeraco tenemos que agradecer el apoyo recibido desde el Área de Carreteras de la Diputación de Valencia, que desde el principio se ha mostrado muy sensible a nuestras peticiones”, concluye Avelino Mascarell.