La privatización de las guarderías de Gandia enfrenta a gobierno y oposición


El PSOE de Gandia ha mostrado su postura contraria a la posible privatización de las guarderías de la ciudad, por parte del gobierno municipal del PP, asegurando que el Alcalde de la ciudad Arturo Torró, trata de hacer negocio de un tema social básico como es la educación.




 

La privatización de las guarderías de Gandia enfrenta a gobierno y oposición

Para el portavoz del PSOE de Gandia, José Manuel Orengo, la solución no pasa por privatizar la educación, sino por la adaptación transitoria de los precios públicos en función del nivel de renta para facilitar la igualdad de condiciones a los padres de todos los niños de la ciudad ducal para un servicio básico.

Por su parte la concejala socialista, Liduvina Gil, ha mostrado su preocupación por los padres de los niños de Gandia y por los profesionales responsables de la educación en la ciudad.

El PSOE ha mostrado su intención de reunirse con los padres de todos los niños de 2 a 3 años para advertirles de los graves perjuicios que les acarreará la decisión planeada por el gobierno municipal del PP a la hora de privatizar estos centros educativos de la ciudad.

Unas declaraciones que han provocado la rápida respuesta del gobierno municipal en la voz del concejal de Educación y Cultura de Gandia, Vicent Gregori, quien ha contestado a los socialistas rogándoles que dejen ya de crear alarma social entre los padres de niños y los educadores de los centros educativos de la ciudad ducal sobre un tema que de momento aún no se han pronunciado ni posicionado desde que el PP alcanzó la alcaldía de la capital de la Safor.

El concejal de Educación y Cultura de Gandia, Vicent Gregori, ha manifestado que este gobierno siempre se ha volcado con los temas sociales y más todavía en tiempo de crisis económica como la actual; cosa que se ha visto reflejada en la ampliación del presupuesto destinado a la partida de las becas de los comedores escolares.

Desde el PP de Gandia han recordado a los miembros del anterior gobierno socialista, que ellos han sido los únicos responsables con su pésima gestión, de llevar a la ciudad ducal al record negativo de cifras de déficit y paro.