Se retoma la polémica alrededor de la compra del espacio de ocio del Hotel Gandia Palace


Frente a las insinuaciones del portavoz socialista, el primer edil de Gandia hace públicos los informes de tasación, despejando cualquier sombra de dudas infundadas.




 

Se retoma la polémica alrededor de la compra del espacio de ocio del Hotel Gandia Palace

El portavoz del grupo socialista de Gandia, José Manuel Orengo, ha comparecido en rueda de prensa para manifestar su desacuerdo ante la aprobación del gobierno de Gandia y su empresa  Iniciativas Públicas S.A. para la compra de la galería comercial del Hotel Gandia Palace, por un importe de 6.700.000 euros. Para los socialistas esta cantidad resulta “excesiva y abusiva” y consideran que su valor es muy inferior al precio solicitado.

Así mismo, el portavoz socialita ha señalado que el ayuntamiento tiene los mecanismos necesarios para cobrar a la empresa el IBI  y no tiene porque comprarles una galería, que supone un valor tan excesivo cuando su precio es menos de la mitad de los 6.700.000 euros.

El PSOE de Gandia señala que no es necesaria la compra de la galería comercial del Hotel Gandia Palace que ya esta alquilada a un operador y sobretodo no van a admitir que se pague el doble del dinero de la cantidad que la propia empresa, en el mes de abril del 2011, decía que valía la galería comercial.

Frente a las últimas declaraciones del portavoz socialista José Manuel Orengo, el Alcalde de Gandia,  Arturo Torró, ha comparecido en rueda de prensa para hacer públicos los informes de tasación previos a la compra de la parte comercial del Hotel Gandia Palace de la Playa de Gandia. Lo ha hecho acompañado por el Portavoz y Coordinador del Gobierno, Víctor Soler, y el técnico municipal encargado de elaborar las tasaciones en el departamento de Urbanismo, Miquel Just, quien lleva 19 años trabajando para el consistorio gandiense y ha sido el encargado de explicar los datos del informe elaborado por el ayuntamiento.

Antes de explicar los aspectos técnicos de la compra, Arturo Torró ha manifestado que no va a consentir ninguna sombra de dudas, “la rigurosidad y transparencia que tiene este gobierno nada tiene que ver con el anterior comandado por el señor Orengo, no tiene ningún punto de apoyo sobre el que sustentar sus declaraciones y lo único que pretende es romper la dinámica constructiva del gobierno” Y ha añadido “cuando hicimos el traspaso de poderes le pedí que siempre que saliera a poner en duda o criticar alguna acción, lo hiciera con papeles en la mano, hasta ahora no lo ha hecho”.



 El primer edil de la ciudad también ha querido recordar que el portavoz socialista Orengo “no sólo permitió que se construyese el actual hotel, que nada tiene que ver con el proyecto estipulado que incluía un anfiteatro y muchas otras propuestas, y además en 7 años ha sido incapaz de cobrar la deuda, sino lo que es aún peor, consintió que lo cerrasen y que se haya convertido en un cementerio oscuro en medio de la playa. Sus declaraciones de hoy no son más que un insulto a la inteligencia y una burla después de lo que ha hecho en esta ciudad y el desastre económico en el que nos ha sumido a todos”

Tal y como ha informado el Alcalde, hay dos informes, por un lado se solicitó a la empresa TINSA, multinacional líder en valoración, análisis y asesoramiento inmobiliario, un informe de tasación que tuvo un resultado de 8 millones. Por otro lado, se elaboró el informe de tasación a cargo de los técnicos del departamento de Urbanismo. El ayuntamiento, estipula el precio de la compra en 6,7 millones de euros, tal y como ha explicado el técnico de urbanismo, una valoración  basada en los módulos que aplica el Colegio Valencianos de Arquitectos respecto a los locales de cine, y no respecto a viviendas. El valor catastral según solicita la empresa es de 19 millones de euros al que hay que aplicar, según marca la legislación, un valor doble de mercado de 38 millones de euros, aplicando el 20%, el resultado sería 7,2 millones de euros, pero el ayuntamiento adquiere el inmueble por 6,7 millones, por lo que se paga en función del informe elaborado por los técnicos del ayuntamiento, el de menor precio, por debajo del mercado fijado por el IBI. Miquel Just también ha explicado que el valor catastral en 1997 era de 17,5 millones de euros y en la actualidad es de 22,4, por lo que el valor catastral que compra el ayuntamiento es de 4 millones.

Dado la complejidad de los datos y ante las insinuaciones de que hay algo detrás, el Alcalde ha puesto a disposición a todos los medios de comunicación dichos informes, “dando muestra de la transparencia que rige al actual ejecutivo” ha señalado, y es que el primer edil ha reiterado que se trata de una operación redonda “de aplauso y muy necesaria para esta playa, queremos que el centro esté abierto en marzo, de ahí la premura a la hora de cerrar la compra y el alquiler al operador. Este proyecto es capital para mantener la playa viva, para que esté abierta todo el año y además tiene coste cero para este ayuntamiento que, repito una vez más, siempre va a hacer las cosas bien hechas”

El Alcalde ha pedido al portavoz de la oposición que sea riguroso en sus declaraciones porque “puede poner en duda el buen nombre de empresas que quieren venir a trabajar de forma lícita a Gandia y poner en riesgo que grandes operadores contribuyan al crecimiento que Gandia necesita. No me temblará el pulso si continúan falseando datos y mintiendo a la ciudadanía, estamos hablando de gestión empresarial, algo de lo que él ha dado muestras de desconocer totalmente, estos no son consejos políticos, es gestión, y no podemos seguir parando la playa como ellos han hecho durante 28 años” ha concluido el Alcalde, quien ha vuelto a solicitar al anterior ejecutivo toda la documentación referida al crucero de los Borja.