Los vecinos del Tossal Gross de la Font d’En Carrós se oponen a pagar los gastos de urbanización


La presidenta de la Asociación de Vecinos, Pilar Martínez,  declaró que cuando obtuvieron las casas, se dejaba claro en el contrato, que los gastos de urbanización iban incluidos en el documento de compraventa.




 

Los vecinos del Tossal Gross de la Font d’En Carrós se oponen a pagar los gastos de urbanización

Los vecinos del residencial Tossal Gros denunciaron ayer que la constructora que edificó el distrito de montaña, hace 20 años, no acabó la obra pero sí les cobró los gastos de urbanización. Por otro lado, también han comunicado que el gobierno local quiere cobrarles una cuota de 3.500 euros por estos trabajos realizados.

Por ellos, los residentes de la Asociación de Vecinos  decidieron denunciar a la empresa constructora por no cumplir el contrato de compraventa y al Consistorio por no cuidar sus intereses como vecinos.

La presidenta de la Asociación de Vecinos, Pilar Martínez,  declaró que cuando obtuvieron las casas, se dejaba claro en el contrato, que los gastos de urbanización estaban incluidos en el documento de compraventa.

Pilar Martínez manifestó que tuvieron que esperar ocho años para el inicio de los primeros arreglos, se construyeron aceras pequeñas y de mala calidad y que desde aquellas obras no se ha vuelto a realizar ninguna mejora. Además, señala que no tienen alcantarillado y la basura pasa una vez a la semana y que ahora el Ayuntamiento, pretende cobrarles 3.500 euros de gastos de urbanización.

Por su parte, el alcalde de La Font d'En Carrós, Gaspar Pérez,  dijo que el ayuntamiento ha pasado una cuota pendiente de los gastos de urbanización de esa zona a los propietarios «tal y como establece la Ley» y que la norma dictamina que estos pagos corresponden a los que se benefician de la urbanización actualmente. 

Gaspar Pérez señalo que esta de lado de los vecinos  y que si en el contrato de compraventa acordaron hace 20 años que esta cantidad la debe pagar el anterior propietario deben de reclamarle a él, y no al  Ayuntamiento que no tiene nada que ver.