Los empresarios socio-sanitarios no podrán abonar las nóminas mientras el Consell no pague la deuda


Los cerca de 200 empresarios reunidos han manifestado que presentarán ante el registro de la Generalitat una reclamación de la deuda y los intereses moratorios de la misma.




 

Los empresarios socio-sanitarios no podrán abonar las nóminas mientras el Consell no pague la deuda

Los cerca de 200 empresarios reunidos el pasado miércoles en la Asamblea General Extraordinaria de la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (Aerte) han advertido que no podrán abonar las nóminas de los trabajadores a partir de enero si el Consell sigue sin abonar la deuda contraída por la Administración con los centros y operadores socio-sanitarios vinculados a la patronal.

En este sentido, desde la patronal se ha explicado que esta decisión no pretende descargar en los más de 13.000 trabajadores del sector la situación provocada por los impagos de la Generalitat Valenciana y los consistorios municipales, que se cifra en más de 75 millones de euros. De hecho, los empresarios han recordado que los problemas financieros que sufren los centros y empresas socio-sanitarias ya han abocado al cierre y a presentar expedientes de regulación de empleo a varias empresas.

Del mismo modo, el pleno de la Asamblea ha consensuado que se solicite un informe jurídico para presentar una denuncia en el juzgado de guardia contra la Conselleria de Bienestar Social ante el desamparo y desprotección que sufren los dependientes tutelados por esta. Hasta la fecha, varias empresas han notificado esta situación ante la Administración de Justicia, si bien, como consecuencia del inmovilismo y la ausencia de respuesta por parte de los responsables del Consell, se ha decidido iniciar los trámites necesarios para abrir la vía judicial.

Hay que recordar que los dependientes tutelados por la Generalitat Valenciana cuentan con una orden judicial que obliga a la Administración a ser tutor responsable de estos, por lo que la dejación de funciones implicaría responsabilidad ante la Ley.

La Asamblea ha abordado también la reclamación de la deuda que mantiene la Administración y los intereses moratorios de esta mediante un escrito de reclamación que se presentará, asociado por asociado, ante uno de los registros de la Generalitat Valenciana, con el objetivo de que todas estén agrupadas en misma fecha y hora, con el objetivo de facilitar su seguimiento a los responsables de la misma.

Un sector unido

Así mismo, los responsables de la Junta de la patronal han informado que se mantienen encuentros y contactos casi diarios con el sector asociativo, el resto de operadores, sindicatos y familiares para concretar las acciones reivindicativas a realizar en las próximas semanas.

En esta línea, se ha trasladado la “buena sintonía” de trabajadores, empresarios, familiares y afectados plasmadas en las diferentes acciones realizadas hasta la fecha, si bien, se ha decidido que, para aunar estos actos y mensajes, se concretarán las acciones reivindicativas con el resto de asociaciones y operadores.

Además, los responsables de la patronal han manifestado que las decisiones adoptadas en esta Asamblea General Extraordinario pretenden esencialmente salvaguardar la atención profesional a los ciudadanos en situación de dependencia de nuestra Comunidad y el estado del Bienestar, así como el derecho adquirido por Ley de las personas en situación de dependencia.