El TSJ condena a Oliva a pagar 1,9 millones por una expropiación de 2007


El TSJ ha condenado al Ayuntamiento de Oliva a pagar 1,9 millones de euros por una expropiación realizada por el anterior gobierno municipal.
El gobierno asegura que la sentencia desequilibra las cuentas del municipio y que recurrirá la sentencia ante el Supremo.




 

El TSJ condena a Oliva a pagar 1,9 millones por una expropiación de 2007

El Ayuntamiento de Oliva ha sido condenado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a pagar más de 1,9 millones de euros en lugar de los 800.000 euros que se estimaron hace casi 5 años, por una expropiación que realizó el consistorio en el año 2007 sobre una parcela del sector Rajolar, cuando gobernaban PSOE y BLOC.

El concejal de Urbanismo de Oliva, Joan Pi, ha explicado que esta sentencia es una mala noticia para la localidad,  ya que desequilibrará las cuentas de la ciudad para 2012.

El concejal ha añadido que lo extraño del caso es que fueron los propietarios de los terrenos (una familia de la localidad) quienes solicitaron su propia expropiación.

Además, ha manifestado que esta sentencia no es más que una reafirmación de la mala gestión que han hecho los Socialistas en el gobierno municipal y confirma lo que ya señaló el PP en su día sobre esta expropiación de dudosa ejecución.

El gobierno asegura que la sentencia desequilibra las cuentas del municipio para 2012 y que recurrirá la sentencia ante el Supremo, por lo que ya ha presentado un recurso de casación para paliar los daños que esta sentencia, produciría sobre las arcas municipales.

No se trata de una factura impagada, sino una sentencia judicial por una expropiación. El actual equipo de gobierno agotará todas las vías posibles para obtener una resolución más favorable a los intereses del municipio de Oliva.

Así pues, se ha condenado al ayuntamiento a pagar más del doble de lo acordado por el jurado provincial de expropiación, “que cifró la cantidad de 851.695,91 €, triplicando la valoración inicial que de la propia parcela realizó el anterior gobierno PSOE y BLOC que tasó aproximadamente en 300.000 euros”, según han informado fuentes del PP de Oliva.


Fuentes del Partido Popular de Oliva han comunicado que su partido “evitará a toda costa que, casi 5 años después, tenga que ser el pueblo el gran perjudicado de esta expropiación, máxime cuando la situación económica heredada del gobierno socialista es muy delicada”.

En esta zona, según el Plan General de Ordenación Urbana de 1982 va un polígono. Después de la petición de los propietarios, el gobierno del PSOE y el BLOC, indicó el edil de Urbanismo, calculó que se debía pagar la expropiación con 300.000 euros.

En ese momento arrancó el litigió, comentó el concejal popular. Los dueños de los terrenos demandaron tres millones de euros por las tierras del sector Rajolar, pero el Ayuntamiento no estaba dispuesto a desembolsar tal cantidad.

Fue en ese momentó cuando el Jurado Provincial de Expropiación, cifró en 851.695 euros la cantidad a pagar por la parcela, triplicando la valoración inicial que de la propia superficie realizó el anterior gobierno del PSOE y el BLOC, dijo Pi.

Para el concejal, esta sentencia no es más que una «reafirmación de la mala gestión que han hecho los socialistas en el gobierno municipal y viene a confirmar un hecho que desde el Partido Popular ya se señaló en su momento como una expropiación de dudosa ejecución».

Desde el gobierno de Oliva aspiran a revertir esta situación. Pi aseguró que el Ayuntamiento ya ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo con el fin de intentar paliar «los daños que la ejecución de esta sentencia produciría sobre las arcas municipales».

El gobierno del PP van a agotar todas las vías posibles para tratar de obtener una solución más favorable a los intereses del municipio, ya que de lo contrario seremos los olivenses los perjudicados de la nefasta gestión realizada por el PSOE y Bloc durante sus años de mandato». El edil aprovechó una comparecencia de ayer para dar a conocer otros pagos que tendrá que asumir Oliva por la gestión de los últimos años.

Dijo que habrá que pagar al Estado 1,2 millones por que se hizo una previsión para Oliva de 38.000 residentes, cuando solo tiene 28.000, por lo que habrá que cubrir esa falta de tributos. También dijo que hay que pagar 600.000 euros a una empresa por la permuta de una nave en el paseo Gregori Maians. El concejal del Partido Popular concluyó que comenzarán el año con 4 millones de déficit.