La urbanización Aigua Blanca IV de Oliva paraliza la moción de censura contra el PP


Las obras pendientes para terminar la urbanización de Aigua Blanca IV de la playa de Oliva se han convertido en el principal obstáculo de la negociación, que todavía no se ha iniciado, entre el PSOE y el BLOC de Oliva para presentar una moción de censura a la alcaldesa del PP, Chelo Escrivà.




 

La urbanización Aigua Blanca IV de Oliva paraliza la moción de censura contra el PP

El PSOE de Oliva ha tachado de ‘irresponsable’, la gestión del actual gobierno del PP, tras el desencuentro del pasado jueves en el pleno, lo que ha abierto la puerta a una posible moción de censura, pero han aclarado que no pactarán con el BLOC hasta que no recule y de la razón al PSOE sobre la gestión de la urbanización Aigua Blanca IV cuando ambas formaciones gobernaban la localidad de Oliva de forma conjunta.

El Secretario General del PSOE de Oliva, Carlos Mengual, reconoce que las obras de Aigua Blanca IV se tienen que aclarar antes de sentarse a debatir un acuerdo de gobierno con el BLOC, dejando claro que esta urbanización no puede acometerse mientras no se aclare el tema administrativo y judicial pendiente.

Mengual ha desmentido los rumores lanzados desde el BLOC sobre que es el PSOE el que se opone a dicha moción, y que Salvador Fuster encabeza el no a una posible negociación con el entorno nacionalista, asegurando que es totalmente falso.

El PSOE afirma que desde la conformación del gobierno, el pasado mes de junio, el PSOE no ha tenido ninguna reunión, ni tan siquiera ha recibido una llamada telefónica, de algún  mandatario del BLOC para llegar a un posible acuerdo de gobierno, a través de dicha moción de censura.

La urbanización Aigua Blanca IV se ha convertido en un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento de Oliva, y especialmente para PSOE y BLOC, los 2 grupos políticos que han gobernado juntos los últimos 8 años. Aún lo es más para los propietarios, que sin ser responsables sufren la paralización de las obras. Ahora Aigua Blanca IV puede ser el argumento que evite la formalización de un gobierno local que pondría fin a 8 meses de gestión del PP. La clave está en cómo y cuándo se tienen que finalizar las obras de urbanización. En un comunicado emitido ayer, el PSOE señala que está dispuesto a llegar un acuerdo de gobierno con el BLOC, pero añade que siempre bajo los criterios de legalidad, transparencia, lealtad y estabilidad en el trabajo conjunto.

Las obras están paralizadas, en parte, porque existen litigios a raíz de la quiebra de la empresa que acometió los trabajos. El BLOC considera que el ayuntamiento debe impulsar la fórmula para acometer la finalización de las obras lo antes posible.

El PSOE, siempre se situará al lado de los beneficios de los ciudadanos de Oliva, y por eso piensan que hay que ayudar al gobierno, pero siempre que las ideas y las propuestas sean próximas a solventar las necesidades de cada uno de los ciudadanos de Oliva.

Pero los Socialistas aclaran algunos temas relacionados con la idea de un posible entendimiento de gobierno con el BLOC, explicando, que tanto el grupo Socialista, como la ejecutiva y toda la militancia del PSOE, siempre intentará hacer lo mejor para Oliva, y eso significa que la gobernabilidad del consistorio, debe tener las bases de estabilidad y responsabilidad, como elementos innegociables para la prosperidad de nuestro municipio. Estamos dispuestos, y así lo han hecho saber al BLOC, de llegar a unos acuerdos por la mejora de la dirección del ayuntamiento y del municipio, pero siempre bajo los criterios de la legalidad, la transparencia, la lealtad, la estabilidad y el trabajo conjunto. Agua Blanca IV, es uno de los puntos que se debe aclarar, antes de poder sentarse a debatir el entendimiento de gobierno. El PSOE, siempre estará al lado de la legalidad y justicia, además de a los informes técnicos, y toda postura diferente a la legalidad es y será innegociable bajo sus criterios.
 
El PSOE intentó, mediante las reuniones entre militantes, que se salvaguardaran las situaciones idóneas por en un futuro, y con la continuidad del desgobierno Popular, cambiar la dirección del consistorio, pero las decisiones tomadas por la dirección del BLOC al consistorio, han dificultado ese acercamiento para intentar mejorar el ambiente entre los dos grupos políticos.

El PSOE se ha mostrado dispuesto como grupo y ejecutiva, a que la situación y ambiente relacionado con una futura moción mejore, pero evidentemente, las decisiones nacionalistas, dificultan el camino, y después, es la ejecutiva, la que marcará las líneas del partido en materia de cualquier aspecto relacionado con una moción, siendo Salvador Fuster un militante más, que tendrá voz en la asamblea, pero nunca es y será aquel que marque las directrices, y tampoco se reunirá con la dirección nacionalista para centrar el diálogo, ya que será la ejecutiva la que marque los criterios de un posible acuerdo con los eco-nacionalistas del BLOC.