Compromís per Almoines pide una auditoría y un plan financiero


Compromís quiere aislar cualquier duda sobre la gestión económica de la pasada legislatura, además denuncia que ninguna asociación del municipio ha recibido la subvención de 2011, lo cual les está ahogando.




 

Compromís per Almoines pide una auditoría y un plan financiero

Camilo Gregori, portavoz de Compromís per Almoines, presentó una moción en el registro de entrada para que el próximo pleno municipal aproveche la realización de una auditoría por parte de la Sindicatura de Cuentas y un plan financiero. Compromís se convierte en el primer grupo municipal que hace un paso adelante y pide por escrito una auditoría, ya que la situación económica se ha convertido en el eje central de la batalla política de Almoines, sobretodo por parte del gobierno del PP que se ha dedicado en los primeros meses de la legislatura a mentir y manipular los números del Ayuntamiento.
Pidiendo la auditoría, Compromís quiere aislar cualquier duda sobre la gestión económica de la legislatura pasada. La Sindicatura de Cuentas del País Valencià ya realizó una auditoría del ejercicio 2009, la cual no detectó ningún problema financiero en las arcas municipales, aunque las conclusiones definitivas no se han entregado a los grupos de la oposición.
Con la auditoría del 2011 se sabrá en qué situación económica acabó la legislatura en la que gobernó Compromís y qué gestiones económicas ha hecho el PP en los primeros meses de su gobierno. Compromía ha afirmado que el gobierno del PP no ha hecho nada en gestión económica: no ha conseguido liquidez ni ha equilibrado el presupuesto de 2011.

Asociaciones ahogadas

El gobierno del PP no ha aprobado el presupuesto de 2011 porque no se ha atrevido a llevarlo a pleno, según Compromís. Solo presentó a los grupos municipales dos borradores sin equilibrar. Almoines sin presupuesto significa que las asociaciones del municipio no han recibido ninguna ayuda anual, lo cual les ha provocado una situación de ahogamiento económico.
El malestar entre las asociaciones es creciente, ya que no han recibido ninguna respuesta por parte del gobierno del PP ni ninguna solución a corto y medio plazo.