La normalidad vuelve al CEIP Joanot Martorell tras el incidente de ayer martes


El inspector de Educación, Francisco Antonio Sevilla, felicitó al Ayuntamiento de Xeraco por su actuación ante la caída del árbol y el desalojo del centro educativo




 

La normalidad vuelve al CEIP Joanot Martorell tras el incidente de ayer martes

La normalidad ha vuelto al CEIP Joanot Martorell de Xeraco tras el incidente acaecido ayer por la mañana, tras la caída de una enorme rama de un árbol que afectó a una tubería de gas del centro educativo. “La rápida puesta en marcha del protocolo de emergencia y la actuación de las fuerzas de seguridad y los servicios municipales consiguieron que todo quedara en un simple incidente”, expone el alcalde de Xeraco, Avelino Mascarell, quien en todo momento estuvo al frente del operativo acompañado de varios concejales del equipo de gobierno.

“Ante la situación creada y los daños causados a la tubería de gas, decidimos evacuar a los 300 alumnos del centro educativo al Polideportivo. Ya que los alumnos tuvieron que salir precipitadamente del colegio, desde el Ayuntamiento les compramos agua y bocadillos para que pudieran almorzar, puesto que el desalojo se produjo en torno a las 9.30 horas. A partir de ese momento, la totalidad de los trabajadores municipales destinados a servicios se pusieron a trabajar para solucionar este incidente, de manera que alrededor de las once de la mañana los alumnos ya pudieron volver a las clases”, explica Avelino Mascarell.

Hay que señalar que hasta el CEIP Joanot Martorell se desplazó el inspector de Educación de la zona, Francisco Antonio Sevilla, quien felicitó al Ayuntamiento de Xeraco por su rápida y eficiente actuación ante el incidente que, si bien no tuvo consecuencias, supuso un importante sobresalto para los alumnos y la comunidad educativa del centro. “Durante toda la jornada de ayer y esta misma mañana, los operarios municipales han podado la totalidad de los árboles de la zona para evitar en la medida de lo posible que incidentes como el de ayer puedan repetirse”, concluye el alcalde de Xeraco, Avelino Mascarell.