El profesorado quiere ver cambios reales y de manera inmediata porque se le ha acabado la paciencia


Miles de docentes vuelven a concentrarse en la puerta de los centros educativos valencianos.




 

El profesorado quiere ver cambios reales y de manera inmediata porque se le ha acabado la paciencia

La Conselleria de Educación, Maria José Català, pide "tranquilidad" al profesorado porque en unos meses "volveremos a una situación de normalidad". Para SETPV, la normalidad pasa por la retirada del decreto-ley de recortes salariales, el abono inmediato de los gastos de mantenimiento de los centros, la cobertura de la totalidad de las bajas de los docentes y de manera inmediata y la finalización de los recortes que sufre el sistema educativo público desde el curso pasado de unidades, desdoblamientos, programas de atención a la diversidad y profesorado interino.

El decreto-ley de recortes salariales aprobado por el gobierno es la gota que ha hecho perder la paciencia del profesorado, que va sufriendo un proceso largo y continuado de deterioro del sistema educativo público a lo largo de los últimos años de gobierno popular y que reclama un cambio en la política educativa del gobierno valenciano.


Por eso las concentraciones convocadas esta semana y la pasada por los sindicatos están teniendo un seguimiento masivo en la gran mayoría de centros educativos y por eso las manifestaciones convocadas por la Plataforma por el Enseñamiento Público para el sábado 21 de enero en Valencia y Alicante serán multitudinarias.

El profesorado y el conjunto de la comunidad educativa está harto de vivir constantemente en una situación anómala estos últimos años por culpa de la gestión nefasta de los políticos que nos gobiernan (EpC en inglés, chino mandarín, recortes salariales y de profesorado, masificación del alumnado, impago de los gastos de mantenimiento, fomento de la privatización del enseñamiento, fracaso escolar) por la cual cosa quiere ver cambios reales y de manera inmediata.