La Mancomunitat de Municipis de la Safor en la cuerda floja


El presidente de la Mancomunitat, Gaspar Pérez, ha anunciado que si esta situación se prolonga mucho más tiempo, se verán obligados a dejar de prestar sus servicios a los 31 municipios adheridos.




 

La Mancomunitat de Municipis de la Safor en la cuerda floja

Los trabajadores de la Mancomunitat de Municipis de la Safor han denunciado la situación de insolvencia en la que se encuentra esta entidad, dado que hace tiempo que no reciben ingresos por parte de la Generalitat que les adeuda 1.300.000 euros y del Ayuntamiento de Gandia que debe 500.000 euros. Tal y como ha afirmado el presidente de la Mancomunitat, Gaspar Pérez, si esta situación se prolonga mucho más tiempo, se verán obligados a dejar de prestar sus servicios a los 31 municipios adheridos.

El vicepresidente de la Mancomunitat, Salvador Femenía, ha señalado que las mancomunidades son un chollo para la Generalitat porque un 80% de los servicios que cubren son competencia de la administración pública y, además, ésta no paga. Femenía ha añadido que si la situación no mejora “la Mancomunitat podría hacer crack en abril”.

El impago por parte de las administraciones provoca que la Mancomunitat deba 192.000 euros a proveedores y que tenga un descubierto bancario por valor de 240.000 euros, al que no ha podido hacer frente. Además, a los trabajadores se les adeuda la paga extra de Navidad y la nómina de enero está en el aire.

Andrea Ollero, representante del comité de empresa, ha pedido a las administraciones que sean responsables y que abonen el dinero como sea, porque los servicios que prestan son necesarios. Para terminar, la portavoz de los trabajadores Elena Blanco, ha afirmado que seguirán trabajando hasta el final y que, sobretodo, se harán oír.

Esta mañana ha comparecido en rueda de prensa Facund Puig, portavoz del grupo municipal Bloc-Verds: Compromís para analizar la agónica situación económica por la que atraviesa la Mancomunitat a causa de las deudas de los municipios que la conforman, entre ellos, Gandia, que debe más de 500.000€ al ente.

El portavoz ha recordado la importancia de este órgano que presta a los municipios que lo conforman una serie de servicios vitales para los ciudadanos.

Desde el BLOC-Verds: Compromís han declarado conocer la precaria herencia que le ha dejado a este gobierno la anterior legislatura, pero entienden que Gandia debe seguir ejerciendo sus funciones de capital de comarca.

Los econacionalistas consideran que el gobierno de la capital de la Safor debe actuar para que la frágil estructura de este organismo no se desmorone, por ello, piden a los actuales gestores populares que busquen la fórmula para pagar la deuda.