Los socialistas denuncian un recorte del 30% en la oferta de los cursos de la Universitat Popular de Gandia


El concejal Jesús Garcia hace público un recorte económico en partidas de Educación por parte del gobierno de Torró y la portavoz socialista, Diana Morant, recuerda la paradoja de que Gandia sea la  sede de las Ciudades Educadoras al mismo tiempo que sufren los mayores recortes en educación de su historia.




 

Los socialistas denuncian un recorte del 30% en la oferta de los cursos de la Universitat Popular de Gandia

El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gandia, Jesus Garcia, ha denunciado hoy un nuevo recorte en las partidas de Educación del Ayuntamiento de Gandia. En esta ocasión, el recorte lo sufre una de las propuestas educativas más consolidadas en la ciudad: la Universitat Popular, que ve recortado su presupuesto en más de un 30%.

Estos recortes realizados por el gobierno de Torró se verán traducidos en la supresión de un total de nueve cursos que daban oferta a más de 200 alumnos. Unos anuncios que, según Garcia, “dejan la oferta de cursos de la UPG en una situación de extrema debilidad en un momento en el que la formación es tan importante”.

Garcia ha centrado parte de su rueda de prensa en denunciar un recorte del presupuesto, que pasa de 167.000 euros anuales a 114.000 euros en 2012. Pero Garcia también ha criticado que los cursos afectados son los más culturales, como por ejemplo Fotografía, Danza del vientre, Manualidades, Informática, y Valenciano.

Según Garcia, “no ha habido transparencia ni se ha dado participación sobre los criterios empleados para suprimir unos cursos y no otros” y lamenta que esta decisión hará que la lista de espera aumente en más de 200 personas en este curso.

Para los socialistas, es un error que en una situación como la actual se opte por eliminar cursos como Informática o Introducción a las Nuevas Tecnologías, dado que se trata de campos importantes que ayudan a incorporarse al mundo laboral actual. Además, los cursos de Informática eran de los más demandados.

Por otra parte, la socialista Diana Morant ha asegurado que es paradógico conocer estos recortes educativos sólo 24 horas después de la primera reunión en Gandia como sede de la Organización de Ciudades Educadoras. Morant le ha recordado a Víctor Soler que el “título de Ciutat Educadora es una herencia del Gobierno anterior que apostaba por la educación como fuente de riqueza”.

Un nombramiento que tuvo lugar en las postrimerías de la legislatura pasada gracias a la apuesta educativa de Gandia, con las escoletes, la UPI, la UPG, las dos universidades y la UNED y las magníficas relaciones con ellas y programas educativos modélicos como el de absentismo escolar. Apuestas todas ellas tocadas ya por el gobierno de Torró.

La concejala del PSPV-PSOE afirma que “es de cinismo presumir de tener la red de escoletes públicas más importante de España en la reunión de ayer y, al mismo tiempo, instar a su privatización como está haciendo este gobierno”. Por último, Morant le ha preguntado a Soler si en la reunión explicó también que estaban saqueando el modelo educativo de la anterior legislatura.