Emotivo adiós del futbolista del CF Gandia, Kiko Lacasa


Kiko Lacasa se despide arropado por sus compañeros.




 

Emotivo adiós del futbolista del CF Gandia, Kiko Lacasa

Era la rueda de prensa esperada tras el anuncio de la retirada de Kiko Lacasa. Tras unos días de tranquilidad y sosiego, el jugador ha comparecido hoy en rueda de prensa para explicar los motivos que le han llevado a tomar la deicisión de colgar las botas.

Pasaban diez minutos de las 12.30 horas cuando Kiko Lacasa acompañado por el presidente del club, Benjamín Sanz, comparecía ante los medios de comunicación en una sala de prensa del estadio “tomada” por los que hasta hace pocos días han sido sus compañeros de batalla.

Antes de hablar Kiko, Benjamín Sanz ha tomado la palabra. El máximo mandatario del club lo ha hecho para agradecerle al jugador su entrega durante todos los años en el que ha estado ligado al club blanquiazul “en las que lo ha dado todo”. Sanz ha querido también desearle los mejores éxitos en su vida y ha insistido en que “Kiko siempre tendrá las puertas abiertas del club”. Tras las palabras del presidente ha sido el turno de Kiko “el príncipe del Grau” como así le llaman en la barriada marítima.

Sereno, tranquilo y con las ideas muy claras, ha argumentado su decisión. Una decisión que ha resultado complicada y que ya llevaba barajándola hace más de un mes: “Pienso que es el momento de retirarme, pues me estoy dando cuenta que los tres años que he estado parado me están pasando factura físicamente, y esto me está impidiendo competir al nivel que se requiere. Antes de ir arrastrándome por el campo como una alma en pena prefiero retirarme y no engañar a nadie. No estoy a un gran nivel y jugar al fútbol así no me hace feliz”.

El jugador ha querido agradecer al presidente, a toda la afición que le ha estado apoyando hasta el último momento y a su familia, el calor que ha recibido. Kiko ha deseado suerte al Gandia y espera que “se supere el bache, pues hay equipo para salir adelante sin tener que sufrir lo que se está sufriendo”.

Kiko ha hecho un breve repaso a su carrera deportiva. Ha destacado que se va con una espinita clavada; la de no haber podido demostrar el gran nivel alcanzado como futbolista aquí en Gandia. “Me fui muy joven y cuando volví ya era en la recta final de mi carrera. He tenido la suerte de ser futbolista profesional y jugar en categorías y junto a futbolistas importantes”, recalcaba Kiko.

Kiko destacaba de toda su extensa carrera deportiva su primera temporada en el Deportivo Alavés de 2ª División, con Pepe Mel en el banquillo. “Esa temporada jugué 33 partidos, marqué 12 goles y disputé la semifinal de la Copa del Rey”. Precisamente en esta competición marcó uno de los goles más singulares de su carrera. “El equipo de mi infancia siempre fue la Real Sociedad y recuerdo que ese año jugamos contra ellos en cuartos de final de la Copa. Marqué el gol de la victoria que nos daba el pase a cuartos de final”.

Kiko Lacasa que cumplirá dentro de unos meses 34 años ha hecho también un balance de lo que han significado para él sus tres etapas en las filas blanquiazules. “La primera, Con César Ferrando fue de aprendizaje. A pesar de ello jugué muchos partidos pero pocos minutos, pues solía salir en la segunda parte. Tenía una gran ilusión y trabajaba con la intención de poder llegar algún día a ser futbolista. En la segunda, el equipo estaba en Tercera División y a pesar de  marcarse como objetivo subir de categoría no se logró. Y en esta última ha sido muy difícil. El reto para mí era el de readaptarme para poder volver a jugar a un buen nivel. Al principio lo conseguí, pero de un mes a esta parte me he dado cuenta que me estaba quedando sin gasolina”.

Kiko, como buen canterano que fue en su día, ha querido acordarse de los jóvenes de la cantera que están entrando a formar parte del primer equipo. “Con estos jugadores he hablado mucho esta temporada. Les he dicho que no pierdan la ilusión y que siempre intenten mejorar. Que no se vengan abajo en los malos momentos, pues cuando paras te pasan delante y después es muy difícil recuperar el terreno cedido. Que aprovechen el cuerpo técnico que tienen. Ojalá hubiera tenido yo la suerte de encontrarme con ellos a esa edad”.

El ya ex jugdor del CF Gandia ha comentado sobre su futuro que en cierta medida espera que éste siga vinculado al fútbol, aunque no ha especificado en qué medida. “Sigo enamorado del fútbol y no lo voy a dejar de lado. No sé lo que haré. Me hace ilusión ser entrenador pero tampoco sé si tengo madera para ello, porque muchas veces tienes que tomar decisiones que perjudican a terceros en contra de tus pensamientos”.

Tras sus palabras, un fuerte aplauso ha cerrado el acto de despedida de uno de los jugadores de mayor técnica y calidad que han salido de La Safor. Sus compañeros han inmortalizado el acto con una foto que pasará a los anales de la historia.