El Grupo Municipal Socialista al lado de los trabajadores de Gandia Televisió


El portavoz del GMS, José Manuel Orengo, acompañado de los concejales Vicent Mascarell, Diana Morant, Joan Lluís Soler y Ana Garcia, se adhieren a la lectura del manifiesto de los trabajadores en la puerta del Ayuntamiento.
Orengo reitera el escándalo que supone el acuerdo firmado con dos televisiones privadas, una de ellas vinculada al propio Torró.




 

 El Grupo Municipal Socialista al lado de los trabajadores de Gandia Televisió

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gandia ha mostrado hoy su apoyo a los trabajadores de Gandia Televisió que Torró despidió el pasado verano asistiendo a la lectura de un manifiesto celebrada hoy a las puertas del Ayuntamiento de Gandia ante las últimas noticias aparecidas en la prensa sobre la política audiovisual del gobierno del PP.

El portavoz socialista, José Manuel Orengo, ha estado acompañado por una nutrida representación de su grupo municipal, formada por los concejales Vicent Mascarell, Diana Morant, Joan Lluís Soler y Ana Garcia, que han acompañado a los trabajadores de GTV durante su reivindicación. También estaba presente el secretario general de Joves Socialistes, José Manuel Prieto, y otros miembros del partido.

En esta ocasión, el lema de los afectados por las decisiones destructoras de Torró ha sido “Gandia Televisió massa cara, televisions privades molta cara”, en clara alusión al acuerdo anunciado a finales de la semana pasada por el que el Ayuntamiento de Gandia, a través de la empresa pública IPG, acordaba el pago de más de 3,5 millones de euros en tres años a dos televisiones privadas.

El portavoz socialista José Manuel Orengo ha manifestado que su grupo municipal “continuará apoyando a los trabajadores de Gandia Televisió como lo ha hecho desde el primer momento”. Y lo harán en dos líneas: primero, exigiendo que se solucione la situación de los mismos, que todavía no han cobrado las indemnizaciones ni parte del jornal que se les debe de las últimas semanas trabajadas.

Y en segundo lugar, los socialistas continuarán trabajando para que Torró no mantenga cerrada la televisión pública mientras favorece otras empresas privadas, entras las cuales se encuentra Tele 7, vinculada directamente a su persona.

Orengo ha insistido en calificar como “escándalo” la jugada de Torró y ha asegurado que el gobierno debería centrar sus esfuerzos “en volver a abrir la televisión pública, de calidad y en valenciano que nunca tendría que haber cerrado” en vez de trabajar para beneficiar las empresas de sus amigos.