El BLOC-Verds: Compromís de Gandia considera un error estratégico que el Ayuntamiento no compre terrenos en el marjal


Los econacionalistas valoran que Gandia tendría que tener muchísimo interés en comprar porque es una inversión estratégica prioritaria que permitiría la intervención y la recuperación de un espacio que, además de criterios de sostenibilidad, puede ser un elemento dinamizador de nuestro turismo, una oferta natural singular y única.





 

 El BLOC-Verds: Compromís de Gandia considera un error estratégico que el Ayuntamiento no compre terrenos en el marjal

El domingo tuvo lugar la Asamblea del Sindicato de Regantes del marjal a la que, como siempre, fueron invitados y asistieron los concejales del Bloc-Verds: Compromís en el Ayuntamiento de Gandia. Uno de los puntos del orden del día era la explicación por parte del Alcalde del Plan de Adquisición de Terrenos, aprobado la pasada legislatura por unanimidad. En aquel Plan (que no se ejecutó ) estaban todos de acuerdo.

"El Bloc-Compromís estábamos de acuerdo porque esa había sido siempre para nosotros la mejor solución al conflicto del marjal: la adquisición voluntaria de terrenos, que no se había podido materializar nunca porque no se habían dado las condiciones adecuadas. El marjal es un espacio singular, de primera magnitud ecológica (zona húmeda, ZEPA, LIC, Natura 2000…), que tiene unos propietarios."

El Plan de Adquisición permitía que ese espacio singular para la colectividad pasara a ser de la colectividad, y esta pagara por él, como primer paso para una redacción más pacífica del posterior y necesario Plan de Usos o Plan de Ordenación de los Recursos y su regeneración, pensando en intereses medioambientales pero también para poner el espacio en valor económico, desde el punto de vista turístico. Los precios ofertados eran elevados para el mercado de la tierra (entre 10.000 y 12.000 euros la hanegada), aunque se tenían que cobrar en cuatro años. "Pero desde el Bloc-Compromís entendíamos que, por un lado, se tenía que incentivar la venta (siempre voluntaria) y, de otra, pagar el valor añadido que la colectividad le da en esas tierras".

Ahora, según denuncian los econacionalistas, el nuevo alcalde y el nuevo gobierno, con la excusa de la situación económica, propone alargar el pago a 6 años, lo cual consideran que desmotivará muchísimo a los propietarios. "Pero,lo más importante de todo, es que manifestó que no tiene ningún interés en comprar, e insistió muchísimo en esta idea, una y otra vez. Para nosotros esto es un error gravísimo".

Y es que el portavoz de Compromís asegura que Gandia tendría que tener muchísimo interés en comprar porque esta es una inversión estratégica prioritaria, "de una magnitud infinitamente superior a la de los campos de golf, por ejemplo, porque permitiría la intervención y la recuperación de un espacio que, además de criterios de sostenibilidad que la justificarían por sí solas, puede ser un elemento dinamizador de nuestro turismo, una oferta natural singular y única"

Por eso, Josep Miquel Moya ha pedido al alcalde que reconsidere la cuestión y le de prioridad a la adquisición de terrenos en el marjal y lo emplace a buscar conjuntamente las fórmulas más adecuadas, enmarcadas en la actual coyuntura económica, pero que motivan suficientemente a los propietarios. "Porque, como decíamos, todo es una cuestión de prioridades y el marjal, o la playa del Ahuir, para nosotros, y para todos los expertos, es una absoluta prioridad estratégica que, ahora que parece que se dan las condiciones sociales adecuadas, tendríamos que abordar de manera decidida".