El PP asegura que el PSOE de Gandia carece de liderazgo y atraviesa una crisis interna


Barber afirma que Orengo se equivoca una vez más.
Insta al PSOE a elegir un nuevo líder y a resolver sus problemas para que el Gobierno de Gandia tenga un interlocutor válido.




 

El PP asegura que el PSOE de Gandia carece de liderazgo y atraviesa una crisis interna

El secretario general del Partido Popular de Gandia, Guillermo Barber, ha querido valorar le elección de Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general del PSOE en el congreso nacional celebrado este fin de semana, para Barber “Orengo, una vez más se ha equivocado, apoyó a Carmen Chacón y ha ganado Rubalcaba, y es que Orengo hace mucho tiempo que no acierta con ninguna de sus decisiones, es un líder desnortado, que ha llevado a su formación a la peor crisis de la historia de Gandia”.

Barber ha lamentado la situación interna del socialismo de la ciudad, “el PSOE de Gandia está en crisis, existe una gran división interna, son incapaces de mostrarse unidos y lo que es aún peor, son incapaces de ser el interlocutor válido que el Gobierno popular y Gandia necesitan, justo en los peores momentos este partido se encuentra totalmente dividido”.

Y es que tal y como anunció Barber, el PSPV ha asistido al congreso de Sevilla desunido, y el PSOE de Gandia no ha sido menos, “no se puede despreciar las siglas de un partido, eso es perder identidad que es lo que hizo Orengo en Gandia, creó un partido entorno a su persona y los votantes le demostraron que se había equivocado, ahora ha pretendido cobrarse los favores que hizo siendo alcalde de Gandia, pero le ha salido mal la jugada”.

Para finalizar, Guillermo Barber ha instado al PSOE a “elegir a un nuevo líder y a que resuelvan sus problemas internos para que en la oposición exista un interlocutor válido con el que poder hablar, y no lo que sucede ahora, que frente a su impotencia al ver a un Gobierno eficaz, que está resolviendo el desaguisado que ellos dejaron, los socialistas se han volcado en el insulto y la mentira, sin proponer nada positivo, sin seriedad, y lo que es peor, sin pedir perdón a la ciudadanía por el daño causado, la vergüenza no forma parte de su vocabulario”.