Estafan más de mil euros a un vecino de Beniopa con el timo del cambio del contador de la luz


Los hechos han sucedido en Gandia, el día 06 de febrero de 2012, y la víctima ha sido un varón de 86 años, nacido en Gandia y residente en el  barrio de Beniopa.




 

Estafan más de mil euros a un vecino de Beniopa con el timo del cambio del contador de la luz

La víctima regresó a su domicilio tras realizar unas gestiones personales y se encontró con un varón que estaba mirando el contador de luz de su domicilio; éste se identificó como trabajador de Iberdrola portando en sus manos diversos documentos con el escudo de la citada empresa eléctrica, y comunicó al propietario que tenía que cambiar su contador de luz, ya que éste se encontraba anticuado y no acorde con la legislación vigente.

Posteriormente este varón solicitó a la víctima si podía acceder al interior del domicilio para comprobar la conexión interior del contador, accediendo el dueño a que comprobara la instalación y confirmando al dicente que debería cambiar dicho contador. El estafador solicitó al propietario su conformidad para cambiar el aparato, respondiendo afirmativamente la víctima a la vista de la documentación que le presentaba, toda ella con los membretes de Iberdrola, y la apariencia de legitimidad de los mismos, y firmándolos a continuación.

Tras firmar estos documentos el presunto trabajador comunicó a la víctima que el cambio del contador de luz tendrá un coste aproximado de 900 euros, diciéndole que tenía que pagarle en efectivo o mediante tarjeta, y al no tener la víctima la cantidad pedida en casa le solicitó la numeración de su tarjeta de crédito y el código PIN de la misma para realizarle posteriormente los cargos vía bancaria.

El propietario entregó lo que le pedía al estafador y éste anotó los datos devolviendo la tarjeta al propietario, el cual la dejó sobre la mesa de casa.

Para finalizar el presunto trabajador solicitó a la víctima si aparte de los datos bancarios, le podía avanzar alguna cantidad de dinero en efectivo, en concepto de fianza, entregándole su señora 150 euros al supuesto trabajador. Éste, tras recibir los 150 euros, solicitó al matrimonio de la casa que desactivaran todos los electrodomésticos del domicilio un momento mientras él realiza una lectura del contador, dirigiéndose estos a realizar dicha acción, momento en el cual el estafador aprovechó para abandonar rápidamente el lugar, llevándose la tarjeta de crédito del dicente que había dejado sobre la mesa del comedor.

El matrimonio volvió al comedor y al no ver al presunto trabajador, supusieron que podían haber sido objeto de estafa, por lo que se dirigieron rápidamente  al banco a cancelar la tarjeta bancaria. Aunque ya era tarde, pues el delincuente había dispuesto ya de de 900 EUROS sacado en tres veces, siendo cada una de 300 euros.

Que los datos de este presunto trabajador de Iberdrola son: un varón de 40 años de edad, de complexión delgada, de estatura aproximada de 170 centímetros, de pelo corto de color castaño-oscuro (tipo canoso), barba de un par de días, que vestía aseado, una chaqueta de invierno y un pantalón vaquero, teniendo una imagen formal y que hablaba valenciano con el dicente.

El propietario no dudó de la realidad de lo que se le decía debido al aspecto formal del supuesto operario, por la terminología eléctrica y legal que utilizaba y los documentos con el escudo de IBERDROLA que portaba,  todo ello lo indujo a error, permitiendo al estafador acceder a su domicilio y completar la estafa.